martes 27/10/20

Una docena de empresas ha mostrado interés por comprar las plantas de Alcoa

Al menos tres firmas ya tienen elaborado un proyecto industrial para la fábrica de aluminio

Los representantes de los trabajadores se reunieron ayer con el Ministerio de Industria, los gobiernos de Galicia y Asturias y Alcoa

El número de empresas que han mostrado su interés por adquirir las plantas de Alcoa en A Coruña y Avilés asciende a una docena de acuerdo a la información transmitida por los sindicatos, que ayer participaron en Madrid en una nueva reunión de seguimiento del proceso venta. 

El pasado domingo, el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, aseguró que había nueve empresas que habían mostrado interés en las factorías. Precisamente esa es la cantidad de compañías que firmaron un compromiso de confidencialidad, señalan los representantes de los trabajadores. Estos añaden que al menos un tercio de estas cuentan en estos momentos con un proyecto industrial para las dos fábricas que Alcoa pretende cerrar desde hace meses y que emplean a 686 trabajadores, de los cuales 369 pertenecen a la planta de A Coruña.

Entre las empresas interesadas por hacerse con al menos una de las dos plantas que Alcoa quiere dejar se encuentran Cunext, Liberty House, Sherpa, BCT Metals y Atlas Holding.

Una vez finalizada la reunión entre el Ministerio de Industria, Galicia, Asturias, Alcoa y los representantes de los trabajadores, estos últimos esperan que en los próximos días la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) valide el texto del estatuto para las empresas electrointensivas después de las alegaciones que se presentaron desde diversos ámbitos, y que “el 26 de abril sea ya de aplicación al estar aprobado por el Consejo de Ministros”.

Alegaciones
Sobre las aportaciones que se realizaron al borrador desde diversos ámbitos, los representantes de los trabajadores detallan que hay alegaciones incorporadas y que “van en la misma dirección” por lo que esperan que “el texto final pueda llevar la consistencia que se pide”.

Durante el encuentro entre el ministerio, las comunidades autónomas y la empresa, los representantes de los trabajadores de las dos plantas dejaron constancia de sus críticas hacia la “lentitud del proceso del trámite del estatuto para electrointensivas porque consideran que ello impide tener un mejor escenario para captar a más y mejores inversores”.

Además, también exigieron que el estatuto contemple “todos los complementos que a futuro van a rebajar el precio de la energía a una empresa electrointensiva e hiperelectrointensiva en el futuro”, aunque recuerdan que en la actualidad el Gobierno central solo puede ejecutar una parte de estos al encontrarse en funciones hasta las elecciones del día 26.

Otro punto que trasladaron es que consideran necesario que el ministerio se desplace a Pittsburgh (Estados Unidos) para negociar las condiciones de venta ya que no “fían de ellos”.

Ministerio de Industria
Por su parte, el secretario general de Industria del Gobierno central, Raúl Blanco, confirmó que se presentaron muestras de interés por parte de varias empresas tanto para adquirir la factoría de Alcoa, en A Coruña, como la de Avilés.

Blanco rechazó facilitar los nombres de los ofertantes ni la cuantía que ofrecen al fabricante de aluminio estadounidense para quedarse con las instalaciones, pues “la discreción es una garantía de éxito en estos casos”.

Además, remarcó que se está trabajando con la “máxima urgencia y diligencia” para que pueda ser aprobado el real decreto del Estatuto de Consumidores Electrointensivos, que no solo es importante para toda la industria de gran consumo de electricidad, sino para “el marco que se van a encontrar los futuros inversores de Alcoa”.

Respecto a la convocatoria de 91 millones de euros para compensar a la industria electrointensiva por los costes por emisiones indirectas de dióxido de carbono que aprobó el Consejo de Ministros, Blanco explicó que se llegó al máximo posible que permitían los Presupuestos Generales de Estado prorrogados, que es un 16,5% superior a la del año pasado y mucho más que la que hubo en años anteriores.

El secretario general de Industria explicó que hay voluntad para que, cuando lo permita la disponibilidad presupuestaria, esa cantidad se incremente, pero subrayó que se llegó al “máximo posible” que permitía el presupuesto prorrogado “y eso es muestra de la prioridad y del compromiso con la industria electrointensiva”.

Blanco reiteró el “pleno compromiso” de las administraciones de estar presentes en todo el proceso para mantener la actividad industrial en las dos plantas y “garantizar que haya un plan industrial detrás de los proyectos de inversión que actualmente están tratando ya directamente con la empresa”.

Comentarios