martes 20/10/20

Los detenidos en la red de narcotráfico de la jet set serán juzgados en Madrid

Los detenidos en la operación de la Guardia Civil que desarticuló una trama de tráfico de cocaína a nivel internacional que surtía a la jet set coruñesa serán juzgados en Madrid.

Uno de los detenidos, cuando pasaba a disposición judicial
Uno de los detenidos, cuando pasaba a disposición judicial

Los detenidos en la operación de la Guardia Civil que desarticuló una trama de tráfico de cocaína a nivel internacional que surtía a la jet set coruñesa serán juzgados en Madrid. El Tribunal Supremo notificó ayer al juzgado de instrucción su decisión sobre la competencia del asunto, acordando que debe ser un organismo central de instrucción quien lleve el caso. En su día, el juzgado ya se había inhibido a favor de la Audiencia Nacional, pero se había rechazado esta inhibición y finalmente el órgano competente será el juzgado central de instrucción número dos de la capital.
La operación “Mesías” fue un gran éxito del Equipo contra el Crimen Organizado (ECO) de Galicia, que llevó a la detención de 35 personas, 14 de ellos coruñeses, y a  la intervención de 336 kilos de sustancias estupefacientes en 6 países. Días después de que saliera a la luz pública, todavía permanecen en prisión por esta causa tres de las cuatro personas detenidas en febrero pasado en la última fase de la operación. El resto quedó en libertad tras pasar a disposición judicial.  El principal implicado es Miguel Ángel G.L., el cabecilla, quees muy conocido por su vinculación con el Deportivo, pero también por ser el antiguo encargado del Playa Club. Viajaba al extranjero a menudo, donde ofrecía a los narcotraficantes transporte para cualquier lugar, así como para colocar la mercancía desde cualquier punto de España.
Pero también se cuentan entre los detenidos un abogado: Santiago E.F.H., que se encargaba de realizar todo el papeleo necesario para que los contenedores de droga viajaran de Sudamérica a España sin despertar sospechas. También se supone que era el responsable de blanquear el dinero.  Y un hostelero: Fernando I.A., propietario de establecimientos de ocio nocturno en el centro de la ciudad y que sería uno de los encargados de distribuir la mercancía a nivel local.

más de 300 kilos de cocaína
Aunque la trama operaba como distribuidor de cocaína (de la que se incautaron 335 kilos) y otras drogas para terceros, también distribuía y vendía, sobre todo en A Coruña, donde los camellos de la red se habían hecho habituales en las fiestas de la jet set. de ahí que su detención haya producido  una conmoción a nivel local. Los vendedores recibían un sueldo, pero también cobraban una comisión por las ventas.
La desarticulación de esta red internacional impidió la puesta en marcha de un laboratorio clandestino con el que la red “probablemente” hubiera tenido “mayor distribución de sustancias”, según el delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva.
De hecho, pensaban instalar una nueva base en Barcelona para dar salida a más estupefacientes. Fue con ese propósito, sospechan los investigadores, con el que Juan L.N., el segundo al mando, decidió mudarse a la ciudad condal con su novia, que ya vivía allí. Este último sujeto no tenía ningún empleo, sino que se dedicaba a tiempo completo a transportar la droga en vehículos que contaban con un doble fondo.

Comentarios