miércoles 21/10/20

El detenido por la agresión del bar King será juzgado por intento de homicidio

Aquella agresión casi cuesta la vida a uno de sus habituales e hirió de muerte al bar King de la calle Barcelona, un establecimiento marcado por la marginalidad que cerraría dos meses después del suceso por la presión policial y administrativa.

La pensión que denuncian los comerciantes se encuentra encima del bar King, en el número 5 de la calle Barcelona	quintana
La pensión que denuncian los comerciantes se encuentra encima del bar King, en el número 5 de la calle Barcelona quintana

Aquella agresión casi cuesta la vida a uno de sus habituales e hirió de muerte al bar King de la calle Barcelona, un establecimiento marcado por la marginalidad que cerraría dos meses después del suceso por la presión policial y administrativa. Era el 22 de agosto de 2012 cuando uno de sus parroquianos recibía a mano de un viejo conocido un tajo en el cuello con un vaso roto que le seccionaba la aorta. El sospechoso era detenido casi un mes después y cuando se cumple un año del incidente, la Audiencia Provincial ha fijado el juicio por lo que la Fiscalía considera un delito de homicidio en grado de tentativa.
Un tribunal de la sección primera se encargará de la vista, que se celebrará el 30 de septiembre y el 1 de octubre y que puede costar al quincuagenario que se sentará en el banquillo ocho años de prisión y una multa, además de la indemnización que la Fiscalía reclamará por las graves lesiones de la víctima. El hombre está acusado, además de por el ataque, de un delito de quebrantamiento, dado que tenía prohibido por orden judicial aproximarse a 200 metros del King por incidentes previos.
Parece que la víctima, un albañil sexagenario habitual del King, mantenía también una larga enemistad con el agresor, que cuando aquel mediodía entró en el establecimiento y lo encontró en la barra con otro cliente no lo pensó mucho: cogió un vaso de cristal, lo rompió y atacó a su conocido, alcanzándole en el cuello.
El herido salvó la vida gracias a la rápida intervención de los sanitarios, que lo trasladaron de urgencia al Chuac, donde fue sometido a una cirugía vascular para la reparación de los vasos seccionados. Por su parte, el atacante pudo escapar y no fue detenido hasta tres semanas más tarde en O Ventorrillo. n

Comentarios