jueves 19.09.2019

Detenida una empleada de Cofaga por robar vacunas de meningitis B

Agentes de la Policía Nacional detuvieron a una empleada de la distribuidora farmacéutica Cofaga como responsable del robo de 13 dosis de vacunas .

La sede de Cofaga, en Pocomaco	  quintana
La sede de Cofaga, en Pocomaco quintana

Agentes de la Policía Nacional detuvieron a una empleada de la distribuidora farmacéutica Cofaga como responsable del robo de 13 dosis de vacunas contra la Meningitis B que había tenido lugar en sus instalaciones el día 13. La mujer fue arrestada por el delito de hurto más grave, dado que le valor de lo robado se estima en unos 2.000 euros, basándose en su precio de venta en farmacia, según matizan fuentes de la Jefatura Superior. 
Se tuvo conocimiento de los hechos a raíz de la denuncia formulada por uno de los responsables de una distribuidora farmacéutica de A Coruña. Indicó que el día 13 habían hecho un recuento de stocks, por lo que sabían perfectamente los productos con los que contaban pero,  poco después, pudieron comprobar que le faltaban trece unidades del citado artículo del interior de la cámara frigorífica, todas vacunas de la Meningitis grupo B. 
Además, si se sacaba el producto del canal de distribución reglamentado y se manipulaba de forma incorrecta, existía una alta probabilidad de que perdiera sus propiedades sanitarias. Los investigadores iniciaron las gestiones, que desembocaron en la identificación de una de las empleadas como presunta autora de los hurtos. Ya desde el principio de la investigación se barajó la hipótesis de que el autor pudiese ser una persona con acceso al interior del almacén, puesto que no existían signos evidentes de forzamiento. Por todo ello, se tramitaron las diligencias policiales correspondientes que fueron remitidas a la autoridad judicial.

peligro
El Colegio Oficial de Farmacéuticos había advertido de su peligrosidad, una vez salen del canal controlado, porque se desconocen las medidas para su conservación y la manipulación posterior y esto supone un peligro en los posibles niños inyectados. El presidente del colectivo, Héctor Castro, afirma que se dan unos requisitos de seguridad tales que resulta imposible que el material vuelva al curso legal: “En el momento en que sale, no puede volver a entrar”. De hecho, La Agencia Española del Medicamento ha enviado una alerta al resto de comunidades autónomas para que estas dosis no volviera a entrar en el canal comercial, de manera que su destino es ser destruidas.
En un principio, se sospechaba que el suceso podía estar vinculado a la escasez de vacunas de la Meningitis B que, a pesar de lo anunciado en octubre por el Ministerio de Sanidad, están llegando a cuentagotas. En las últimas semanas, las farmacias coruñesas están recibiendo una cada siete o diez días. 
Sin embargo, desde la Agencia Española de Medicamentos mandaron un escrito al colegio comunicando que el laboratorio tiene un stock de 28.703 vacunas y que en mayo y junio recibirán más dosis que sumar a estas. Estima la firma que la situación se normalizará en julio.

Comentarios