Lunes 19.11.2018

Desviado un avión procedente de Madrid tras media hora de intentos de aterrizar en Alvedro

El aeropuerto de Alvedro sufrió ayer una nueva jornada de tensión debido a la climatología adversa que, afortunadamente, se quedó en un solo desvío.

El aeropuerto de Alvedro sufrió ayer una nueva jornada de tensión debido a la climatología adversa que, afortunadamente, se quedó en un solo desvío. Un avión procedente del aeropuerto de Madrid tuvo que mover su destino hacia la terminal de Lavacolla (Santiago) debido a la intensa niebla que había sobre la pista de la infraestructura coruñesa.
A pesar de que septiembre no es una de las épocas de peor tiempo del año en la comarca, en esta última semana tres aeronaves que debían tomar tierra en Alvedro han tenido que cambiar sus planes y acabar desviándose. 
Ayer se dio el último caso, que fue especialmente curioso porque la tripulación de un vuelo de  la compañía Iberia que había salido de la capital –que tenía programado el trayecto de vuelta con usuarios que esperaban en la terminal– se mantuvo sobrevolando el aeródromo y su entorno durante alrededor de media hora esperando que la niebla se disipase un poco para intentar tomar tierra. Sin embargo, finalmente el piloto optó por marcharse hacia Lavacolla, tras lo cual el cielo quedó más despejado para los aviones que llegaron a posteriori. 
Por ello, no hubo más problemas durante el resto de la jornada. El día antes habían salido los datos de pasajeros de agosto, en los que ya salían reflejadas algunas afecciones debido a otros cambios de itinerario, y tanto el martes como el lunes hubo desvíos. Además, un tercer avión logró aterrizar en automático. l

Comentarios