jueves 02.04.2020

Despliegue de gigantes para guardar una cerveza con estrella

La factoría de Hijos de Rivera en A Grela recibe desde hace varios días grandes módulos metálicos procedentes de O Carballiño, que requieren de un transporte especial, que servirán para conectar el área de envasado de las bebidas con la zona de almacén

El traslado de las grandes piezas requiere de dispositivos especiales de tráfico | javier alborés
El traslado de las grandes piezas requiere de dispositivos especiales de tráfico | javier alborés

La Estrella Galicia ha demostrado ser una cerveza con estrella y no solo por el nombre. El crecimiento de las ventas ha sido tal en los últimos años que ha disparado exponencialmente la producción y ha requerido continuas ampliaciones de la factoría de A Grela, que esta semana se han hecho especialmente visibles para los coruñeses. 

Estos días la Policía Local tuvo que poner en marcha dos dispositivos especiales de tráfico para permitir el traslado de dos grandes módulos metálicos hasta el complejo industrial situado en el polígono. Los cambios de sentido fueron especialmente complejos y llamaron la atención de los vecinos, muchos de los cuales han trasladado sus ratos libres al entorno del antiguo campo de fútbol Arsenio Iglesias para seguir la evolución de las obras de una de las ampliaciones más ambiciosas que se recuerdan.

En la parte de atrás de la fábrica lo mismo se agolpan curiosos ociosos –incluso los hubo durante el festivo supervisando a los operarios– que los propios trabajadores de las empresas colindantes, que una vez llegados los módulos han querido ver cómo los movía una de las grúas más grandes de España. Desde hace un par de semanas esta última señala especialmente la ubicación de Estrella Galicia

Fuentes de la corporación explican que estas piezas gigantes servirán para conectar la zona de envasado con el almacén y que se está utilizando la grúa para colocarlas en su ubicación. Aunque de momento solo se ha hecho esta operación con dos piezas, en los próximos días llegarán más.

Las estructuras podrían llegar por mar y desembarcar en el Puerto Exterior pero en este caso se ha escogido la producción gallega para albergar las bebidas de la tierra. Por ello, el transporte de estas peculiares mercancías se está haciendo por carretera desde la localidad ourensana de O Carballiño, donde se fabrican.

Comentarios