miércoles 20/1/21

Descubierto cuando robaba ropa de la nave de Kina Fernández

Casi lo consiguió, pero el hombre que el domingo asaltó la nave de la marca textil Kina Fernández, en A Grela, no consiguió darse a la fuga. La vigilancia privada del polígono lo sorprendió justo cuando salía, y se le echó encima cuando trataba llevarse todas las bolsas llenas de ropa que había sustraído del recinto.

Casi lo consiguió, pero el hombre que el domingo asaltó la nave de la marca textil Kina Fernández, en A Grela, no consiguió darse a la fuga. La vigilancia privada del polígono lo sorprendió justo cuando salía, y se le echó encima cuando trataba llevarse todas las bolsas llenas de ropa que había sustraído del recinto. El vigilante del polígono lo retuvo unos minutos, mientras esperaba la llegada de un patrulla de la Policía Nacional, que lo detuvo como presunto autor de un delito de robo con fuerza.
El robo tuvo lugar a las seis de la tarde. La mayor parte de estos incidentes suelen tener lugar durante el fin de semana, cuando los polígonos comerciales están prácticamente deshabitados, puesto que toda la actividad se da durante la semana. Es entonces cuando los ladrones aprovechan la ausencia de vecinos para tratar de robar en las naves. Por eso el vigilante no se sorprendió al observar a un hombre que estaba dentro de la empresa de Kina Fernández, arrojando bolsas por encima de la valla a la acera, y luego trepar por ella para saltar a la vía pública. Inmediatamente dio la alarma a la Policía Nacional.
 
Portalón sin pestillo
Estorbado por las bolsas, el ladrón fue incapaz de reaccionar a tiempo y el vigilante lo inmovilizó. Los agentes registraron el contenido de los paquetes y pudieron comprobar que lo que  contenían eran prendas de ropa y objetos de la marca Kina Fernández. Pero, además, los policías verificaron que las puertas de acceso peatonal de la empresa estaban cerradas excepto un portalón que no tenía el pestillo. Al realizar la correspondiente inspección en el interior, observaron diversa maquinaría y prendas de ropa similares a las que estaban en las bolsas.
Durante la investigación se localizó al encargado del inmueble, que reconoció como suyas las prendas de ropa intervenidas al detenido, manifestando que las tenían depositadas en el interior de la nave.
Ante este cúmulo de evidencias, el hombre tuvo que reconocer a los agentes que había saltado la valla metálica de acceso al recinto donde se encuentra la nave. Se procedió a su detención y traslado a dependencias policiales, verificando que esa persona ya contaba con detenciones anteriores por delitos contra el patrimonio. Una vez instruidas las diligencias policiales, el detenido fue puesto a disposición judicial.

Comentarios