sábado 16/1/21

Las descargas de pulpo en la Lonja subieron un 276% en relación a 2015

El pulpo, ese manjar gallego archiconocido por todo el país, volvió a dar señales de vida este verano. A pesar de la preocupación de los armadores de bajura por la escasez de pescado a nivel general, las capturas de esta especie se dispararon un 276% en julio y agosto con respecto al mismo período del año pasado.
 

El pulpo se ha encontrado con mayor facilidad en los mercados municipales	quintana
El pulpo se ha encontrado con mayor facilidad en los mercados municipales quintana

El pulpo, ese manjar gallego archiconocido por todo el país, volvió a dar señales de vida este verano. A pesar de la preocupación de los armadores de bajura por la escasez de pescado a nivel general, las capturas de esta especie se dispararon un 276% en julio y agosto con respecto al mismo período del año pasado.
La Consellería do Mar resaltaba hace unos días los buenos resultados alcanzados en Galicia desde que se levantó la veda el 4 de julio hasta el 31 de agosto. Las estadísticas de venta en las lonjas le dan la razón y A Coruña está de enhorabuena después de que en los últimos años fuese casi imposible encontrar pulpo. Este año el apreciado cefalópodo de las costas gallegas sí llegó a los mercados y, aunque de pequeño tamaño, fue muy apreciado por los consumidores.
En las mismas fechas establecidas por el departamento que dirige Rosa Quintana, en el Muro se descargaron 45.775,41 kilos de pulpo, o lo que es lo mismo, un 276% más que en el mismo número de días –ajustándolo al inicio de campaña del año pasado– de 2015. 
El ejercicio pasado solo llegaron a subastarse 12.158,35 kilos en casi dos meses. Tampoco 2014 y 2013 fueron buenos años para este tipo de capturas. Habría que remontarse al inicio de la temporada de 2012 para encontrar unas buenas estadísticas de llegada de  pulpo a los muelles coruñeses. 
En concreto, en el mismo lapso temporal se capturaron 53.748, 45 kilos. En cualquier caso, en el último lustro ha sido 2016 cuando más han ingresado armadores y tripulaciones en este concepto.
Durante la presentación del Proxecto de avaliación do polbo, realizado por la Federación Galega de Confrarías de Pescadores, Rosa Quintana hacía hincapié en el incremento del valor económico desde 2010. Según afirmó, a nivel autonómico se alcanzó el precio más alto superando los 2,6 millones de euros al sumar todas las lonjas. 
En el área más local las cifras también son incontestables, el precio medio que se pagó por cada kilo este año es de 5,58 euros, frente a los 4,99 de 2012. Lo recaudado ahora asciende a más de 255.572 euros.

Comentarios