jueves 02.04.2020

Desarticulada una trama de tráfico ilegal de fármacos contra el cáncer

La operación “Noisa” que perseguía la venta ilegal de fármacos contra el cáncer culminó ayer tras varios meses de investigaciones. En total se ha detenido a 49 personas –por delitos de organización criminal, contra la salud pública, y contra la hacienda pública.

El almacén del cabecilla de la trama contenía una gran cantidad de medicamentos, muchos de ellos obtenidos ilegalmente
El almacén del cabecilla de la trama contenía una gran cantidad de medicamentos, muchos de ellos obtenidos ilegalmente

La operación “Noisa” que perseguía la venta ilegal de fármacos contra el cáncer culminó ayer tras varios meses de investigaciones. En total se ha detenido a 49 personas –por delitos de organización criminal, contra la salud pública, y contra la hacienda pública–, de las cuales 12 trabajaban en farmacias. Entre ellas se encuentra el líder de la trama, un coruñés identificado como C.I.L.L., quien, según la Guardia Civil, “a través de relaciones personales y familiares tenía un acceso y control absoluto de la organización”. La cantidad de medicamentos que manejaba la red era tal que redujo las existencias de manera que los enfermos no podían obtenerlos.
 La investigación la llevó a cabo la Policía Judicial de la Comandancia de Madrid, mientras que la Agencia Tributaria, que ha participado en los registros efectuados, se encargará de la cuantificación del fraude fiscal que habría cometido por la organización. En los registros, los agentes se incautaron de gran cantidad de medicamentos (entre los que se encuentran más de 1.200 envases de medicamentos psicotrópicos), 1 revólver, 60.000 euros y 4.000 dólares, numerosa documentación, equipos informáticos y seis vehículos de alta gama. También se han intervenido numerosas cuentas corrientes y otros productos financieros.
Y es que, para dificultar ser detectados, la organización creó un entramado de más de 40 empresas pantalla, que le servían de tapadera para justificar los envíos y cuadrar las actividades económicas. Solo la denuncia de una asociación infantil de lucha contra el cáncer a la Guarida Civil, en la que alertaba del desabastecimiento de fármacos contra el cáncer en el mercado, puso a las autoridades sobre la pista de lo que estaba ocurriendo.
La investigación permitió identificar a una organización que operaba en todo el territorio nacional, especialmente en Barcelona, Coruña, Lugo, Valencia y Madrid. Como enviaba la mayor parte de los medicamentos fuera del país, así que la Guarida Civil considera que provocaron un “riesgo la salud del colectivo” entre las personas que dependen de estos fármacos. “A nosotros nos preocupa precisamente por esto”, explicó Héctor Castro, presidente del Colegio de Farmacéuticos de A Coruña.

una sorpresa
Sin embargo, el propio Castro señaló que el cabecilla de la trama no es un miembro de su gremio, sino un empresario que posee un almacén de compraventa de fármacos, y también destacó que no se tiene noticia todavía de que se haya cerrado ninguna farmacia coruñesa por este motivo. “Para nosotros esto ha sido una sorpresa”, reconoció Castro.
El presidente de los farmacéuticos considera que esta operación es independiente de la de “Convector” que en noviembre llevó a detener a tres personas en A Coruña por supuesto fraude de medicamentos y blanqueo de capitales por realizar exactamente la misma práctica.

Comentarios