martes 20/10/20

Las dependencias municipales de Tabacos siguen vacías un año después

Las dependencias municipales en la Fábrica de Tabacos continúan vacías y sin acondicionar a pesar de que hace más de un año de que se inaugurase un lugar que ahora hace las funciones de sede judicial.

Los espacios reservados para el Gobierno local siguen pendientes de acondicionamiento
Los espacios reservados para el Gobierno local siguen pendientes de acondicionamiento

Las dependencias municipales en la Fábrica de Tabacos continúan vacías y sin acondicionar a pesar de que hace más de un año de que se inaugurase un lugar que ahora hace las funciones de sede judicial.


Actualmente es el lugar en el que se encuentran la Audiencia Provincial, Fiscalía, Menores, Vigilancia Penitenciaria y Secretaría y a su inauguración el 31 de marzo del año pasado acudieron personalidades políticas y del mundo de la Justicia, además de un grupo de cigarreras para mantener presente el pasado de este espacio.

Además, un espacio de unos tres mil metros cuadrados aproximadamente está reservado para uso del Gobierno local. La intención del Ayuntamiento es emplear estas dependencias para unificar las sedes de Urbanismo, que actualmente se encuentran repartidas por diversos lugares de la ciudad, y de esta manera facilitar tanto la labor de los propios trabajadores de la concejalía como de los ciudadanos cuando necesiten realizar alguna gestión.


Actualmente, la “central” de Regeneración Urbana se encuentra en Monte Alto, mientras que otras oficinas están ubicadas en María Pita, como es el caso de Edificación, Conservación, Proyectos y Obras, que está en A Grela, y Rehabilitación, que recientemente se trasladó a la estación de autobuses y anteriormente se encontraba en Los Cantones Village. Sin embargo, este último cambio de ubicación no será definitivo ya que desde el Gobierno local se explicó que la intención es trasladarla de nuevo cuando el espacio en la Fábrica de Tabacos esté preparado.

Discrepancias
A pesar de que desde la Xunta ya informaron a la Administración local de que puede “recoger las llaves” para instalarse en este espacio, el Ayuntamiento todavía no lo ha hecho.

La razón aportada por el Gobierno local es que considera que la parte que corresponde a sus dependencias no está adecuadamente preparada y según lo que había acordado. Uno de los puntos de desencuentro que tuvieron ambas partes se centró en las escaleras que conectarán las plantas que tendrá la zona municipal.
Ambas administraciones pactaron en su momento que esta intervención se financiaría a medias, aunque en la actualidad sigue sin llevarse a cabo porque la propuesta que realizó la Marea no contó con el beneplácito de la Xunta. En este proyecto también se hacía alusión a otras intervenciones que se tendrían que llevar a cabo en la fachada y que no recibieron aprobación.
Desde Patrimonio se solicitó una modificación del proyecto planteado por la Marea, pero el mismo todavía no se remitió a este organismo para poder valorar los cambios que se propongan en esta ocasión desde María Pita.
De esta manera, el Gobierno municipal sigue sin contar con un proyecto que haya recibido el visto bueno necesario para poder llevar a cabo la adecuación de un espacio que acumula algo más de doce meses desde su inauguración pero que todavía se encuentra “desnudo”.

Este no ha sido el único punto de discrepancia relativo al edificio de Tabacos que ha aparecido en los últimos meses entre ambas administraciones. También hubo desacuerdo sobre la distribución de las oficinas, puesto que había algunos espacios que no estaban interconectados entre sí.

Otro de los aspectos que son motivo de conflicto hace referencia a la titularidad de la parte que está destinada al uso por parte del Gobierno local, principalmente en caso de que el inmueble cambie de uso en el futuro. Sin embargo, esta cuestión no debería representar un mayor contratiempo, ya que el Gobierno autonómico tiene permiso para utilizar el inmueble como sede judicial y una modificación daría por finalizado el convenio. La intención del Gobierno local sería quedarse con todo el inmueble si esto llegase a suceder.

Desde la Xunta consideran que por su parte se han cumplido todos los acuerdos y trámites necesarios para que el Gobierno municipal se instale en sus dependencias y que la única razón para que en la actualidad el Ayuntamiento no esté utilizando este lugar es únicamente una cuestión propia del gobierno de la Marea.
Mientras tanto, desde María Pita devuelven la pelota y aseguran que es la Administración autonómica la que tiene “paralizado” el traslado, tal y como señaló hace algunas semanas el concejal de Regeneración Urbana, Xiao Varela.

Futuro incierto
Lo único que parece claro a día de hoy es que la instalación de las dependencias del Gobierno local en la Fábrica de Tabacos no se va a producir a corto plazo y a falta de solo un año para que tengan lugar las próximas elecciones municipales puede darse el caso de que el traslado no tenga lugar durante el actual mandato.

Varela señaló hace un mes que el Gobierno local está redactando el proyecto para llevar a cabo la unificación de todas las dependencias de la concejalía que está bajo su dirección.

Comentarios