lunes 24.02.2020

Los delitos contra la seguridad vial se dispararon durante el último mes

Los delitos contra la Seguridad Vial aumentan en A Coruña. Según fuentes municipales, las cifras son todavía bajas, pero su progresión ha sido muy grande en el último año, cuando veinte personas fueron imputadas por comportarse de forma extremadamente peligrosa al volante.

Policías locales, durante un siniestro en Alfonso Molina	 patricia g. fraga
Policías locales, durante un siniestro en Alfonso Molina patricia g. fraga

Los delitos contra la Seguridad Vial aumentan en A Coruña. Según fuentes municipales, las cifras son todavía bajas, pero su progresión ha sido muy grande en el último año, cuando veinte personas fueron imputadas por comportarse de forma extremadamente peligrosa al volante. Y la estadísticas este año no dejan de crecer: solo en una semana se registraron diez delitos de ese tipo, más de la mitad que durante el año pasado. 
Según el último informe de la Policía Local, la semana pasada dos conductores fueron denunciados por ser descubiertos tras conduciendo tras haber ingerido grandes cantidades de alcohol (uno se salió de la vía en Os Castros) y un tercero, por conducir sin seguro y con el permiso caducado, algo que ocurre bastante a menudo, según los agentes de Tráfico.
“Observamos que en muchos casos, los conductores que tienen esta clase de conductas no solo cometen un delito, sino varios”, señalan fuentes policiales. El paradigma podría ser el adolescente descubierto a finales de mes circulando ebrio y sin permiso de conducir. Los policías lo encontraron en la avenida de Pedralonga, donde se había estrellado contra tres vehículos estacionados. Eran las nueve de la mañana. 
Pero posiblemente el accidente más grave que tuvo lugar durante el mes de agosto en A Coruña fue el que se registró el día 16. Consistió en lo que la Policía Local denominó “alcance inverso” entre dos vehículos. El conductor de uno de ellos, no tenía autorización para conducir, y había bebido hasta tasas de alcoholemia penal. Además, hacía poco que fuera sorprendido por los agentes municipales conduciendo un vehículo a motor cuando solo tiene licencia con ciclomotores, también en estado de ebriedad. 

alcoholemias
Según parece, son las alcoholemias el delito contra la seguridad vial más frecuente. Para que constituya un delito, es necesario que la tasa de alcohol en aire espirado sea superior a 0.60 miligramos por litro o que la tasa de alcohol en sangre supere los 1,2 gramos por litro. Eso no quiere decir que cada vez conductores consuman alcohol al volante, por lo menos en A Coruña, donde el número de las alcoholemias bajó sensiblemente durante el año pasado. 
Los agentes de Tráfico señalan que, aunque los conductores en general están cada vez más concienciados, sigue existiendo un núcleo de recalcitrantes que se niegan a cambiar de actitud. De ahí que las alcoholemias administrativas, que no constituyen un delito contra la seguridad vial bajen más que las penales. Por otro lado, tanto la Policía Local como la Guardia Civil aseguran que han percibido un aumento en el número de mujeres que conducen bajo los efectos del alcohol, lo que preocupa a las autoridades.
En segundo lugar se encuentran aquellos conductores que no cuentan con la documentación en regla. Por ejemplo, el permiso de conducir. Contra esta clase de sujetos, de poco sirve la retirada de carné, que es el castigo previsto contra estos delitos.

Comentarios