jueves 24/9/20

Se cumplen seis meses desde que la pandemia del Covid-19 modificara el día a día coruñés

Hace medio año que el Gobierno decretó el estado de alarma que provocó cambios drásticos en la vida diaria
Calles como la de Emilia Pardo Bazán son ahora peatonales y cuentan con terrazas más amplias | Quintana
Calles como la de Emilia Pardo Bazán son ahora peatonales y cuentan con terrazas más amplias | Quintana

Hoy se cumplen seis meses desde la entrada en vigor del decreto que establecía el estado de alarma en el país y que, aunque en ese momento no fuésemos del todo conscientes, cambiaría nuestro día a día tal y como lo comprendíamos. Desde aquel momento, los abrazos, los saludos afectuosos o las reuniones se han visto limitados, hasta el punto de que hoy en día, los grupos de personas no pueden ser de más de diez personas.

En el caso concreto de A Coruña, desde la declaración del estado de alarma la vida ha experimentado bastantes cambios, como la aceleración en la creación de espacios exclusivos para los peatones. Desde la llamada “transición hacia la nueva normalidad”, se ganaron estas zonas, en detrimento de los vehículos, en el Paseo Marítimo o en los Cantones y, más tarde, en tramos de calles como la de Emilia Pardo Bazán o Monte das Moas, todo con el objetivo de volver a las calles pudiendo salvaguardar las distancias interpersonales. 

En el ámbito comercial, los establecimientos cuentan ahora con aforos más estrictos, señalización de distancias, mamparas de protección para los empleados y gel hidroalcóholico en las entradas. Una suma que deja una estampa en el interior de los locales muy diferente a las aglomeraciones a las que estábamos acostumbrados.

En el ámbito hostelero y del ocio nocturno son muchos los cambios que ha habido. En el segundo, volvieron a la actividad semanas después de la entrada en la “nueva normalidad”, pero tan solo un mes después tuvieron que cerrar sus puertas, una decisión considerada injusta por el sector al no darse casos de coronavirus en  su interior. En los locales de hostelería, primero se redujo el aforo y no se permitía el consumo en barra, cuando la situación comenzó a mejorar se empezaron a levantar las restricciones, siempre limitando el aforo más de lo que estábamos acostumbrados, pero de nuevo en la actualidad se han vuelto a instaurar a medidas más restrictivas de aforo y uso.

En el caso de A Coruña, el Ayuntamiento ha tratado de hacer más llevaderas esas medidas permitiendo a los hosteleros ampliar sus terrazas ocupando plazas de aparcamiento, propuesta que acaban de ampliar hasta enero de 2021.

Municipal 
En el ámbito de las oficinas municipales de atención al público, junto con otras sedes de administraciones superiores, los cambios han afectado a la atención, que ahora es con cita previa.

En el caso herculino se ha potenciado esta modalidad, hasta el punto de ser necesario solicitarla a través de la plataforma web del Ayuntamiento para cualquiera de sus oficinas y registros.

Comentarios