miércoles 5/8/20

La cultura se abre paso con esfuerzo y actividades reducidas

Distancia, mascarillas y precaución son las premisas con las que las entidades culturales han empezado a programar cursos, talleres y actuaciones en la nueva normalidad, actividades que les ayudan a recuperar algo de fuelle a nivel económico
Una actuación de Santaia el verano pasado | grupo santaia
Una actuación de Santaia el verano pasado | grupo santaia

Las asociaciones culturales vieron cómo sus planes de fin de curso se desbarataban con la llegada del coronavirus, por lo que muchas se han puesto manos a la obra para no pasar un verano “en blanco”, adaptando sus actividades a los nuevos protocolos y esforzándose por mantener sus fuentes de financiación.

Anxo Miján, presidente de la asociación Son D’Aquí (Monte Alto), recuerda que el habitual “Serán” que organiza cada año su entidad –y que supone una de sus fuentes de ingresos– tendría que haber sido la semana pasada. “Todas as entidades estamos igual, disto non se librou ninguén. Non houbo posibilidade de rematar o curso e agora o que si estamos facendo son obradoiros en grupos reducidos, que están tendo bastante aceptación”, comenta.

En el caso del Grupo de Baile e Gaitas Santaia (Oleiros), las clases se retomarán la semana que viene con estrictas medidas de seguridad y con la presencia de medio centenar de alumnos en distintos grupos. 

Los bailadores y músicos deberán hacer uso de la mascarilla, excepto cuando tengan que cantar o tocar –en el caso de la pandereta o la gaita–. Además, guardarán la distancia de 1,5 metros y se higienizarán las manos antes y después de las clases. Además, dado que algunas sesiones serán al aire libre en la pista de Meixonfrío, los usuarios deberán portar sus propias sillas para sentarse.

“Os nosos eventos do verán, como o fin de curso, as actuacións, unha viaxe a Portugal e a Festa da Patria quedaron anulados”, indican desde la agrupación de Santa Cruz.

Sementeira, de Cambre, que cuenta con escuela musical, dio por finalizado el curso al terminar junio y en agosto comenzarán los ensayos de la banda de música y del grupo de instrumentos tradicionales. “En setembro daremos catro concertos, tres en Cambre e un en Padrón, e nese mes voltaremos ás aulas, pero aínda non se fixaron os horarios, estamos agardando aos protocolos que poida remitir a Xunta”, apunta Cristina Ramudo, jefa de estudios.

Desde Son D’Aquí, Anxo Miján indica que gran parte de los fondos de la entidad son las escuelas musicales, que pararon de golpe, “ademais das axudas coas que o Concello da Coruña ía apoiar actuacións, que aínda non sabemos como quedarán”. 

“Estamos improvisando todos un pouco, ahora toca estar ás duras pero sen perder a ilusión”, comenta Miján. Ahora, más que nunca, el espectáculo debe continuar.

Comentarios