jueves 24/9/20

Cuando fidelizar al estómago del cliente es la estrategia comercial

Nadie se rinde: cuando las ventas bajan no queda más remedio que darle a la cabeza y rascarse un poco el bolsillo para atraer de nuevo a los clientes. Y en esta ocasión los placeros y empresarios del mercado de Eusebio da Guarda han pensado que no hay mejor reclamo que la comida

Los placeros contratarán a una cocinera por planta	javier alborés
Los placeros contratarán a una cocinera por planta javier alborés

Nadie se rinde: cuando las ventas bajan no queda más remedio que darle a la cabeza y rascarse un poco el bolsillo para atraer de nuevo a los clientes. Y en esta ocasión los placeros y empresarios del mercado de Eusebio da Guarda han pensado que no hay mejor reclamo que la comida, y más cuando se trata de promocionar la plaza que abastece a cientos de despensas particulares y de restaurantes de la ciudad.

El fin de semana previo al Carnaval y San Valentín se convertirá en una fecha en la que los empresarios de la plaza de Lugo –la mayoría de los placeros, los vendedores de la ONCE y los responsables de algunos negocios de los soportales exteriores del mercado– conjugarán ambas festividades al escribir su particular carta de amor a sus clientes.

Con el objetivo de agradecer a los habituales que sigan siendo fieles a su cita con el mercado pese a la crisis han contratado a varias expertas cocineras de filloas –preparadas con la receta tradicional de caldo de cocido– para que alimenten a los consumidores mañana y pasado.

De la misma manera se buscará ser el centro de atención para los ajenos a hacer la compra carrito en mano puesto que, aunque las filloas serán gratis, para conseguir una tendrán que presentar “el vale que se les entregará con cada compra” en los negocios asociados.

magia con siete “sartenes”

Una vez pasado ese trámite, lo más probable es que nadie se quede sin probar el típico dulce de Carnaval. El viernes y el sábado tres cocineras, una por planta, tomarán el mercado con aparejos para hacer siete crêpes al tiempo, algo que además de atraer a los clientes por el estómago servirá para conquistarlos por el espectáculo culinario.

Otra de las garantías de que habrá comida para todos es que la iniciativa se celebra por segundo año consecutivo, con la suma de más comerciantes, y en 2012 se llegaron a repartir “7.000 unidades”, según comentan los organizadores del evento. El horario de reparto será de 10.00 a 14.00 horas los dos días.

Comentarios