sábado 15/8/20

Crecen los altercados y agresiones en las calles con locales de ocio nocturno

Un sujeto drogado fue atrapado el sábado tras patear un coche patrulla en la calle del Socorro 
e intentar huir

En la noche del sábado los agentes acudieron a la calle de Torreiro por quejas de ruidos | rosalía martínez
En la noche del sábado los agentes acudieron a la calle de Torreiro por quejas de ruidos | rosalía martínez

El nivel de conflictividad ha crecido en los últimos tiempos en la zona de ocio nocturno del centro, a pesar de que han cerrado numerosos locales. “El Orzán ya no es lo que era”, reconoce un Policía Local. Durante el año pasado, las denuncias por agresiones y los atentados a la autoridad durante el turno de noche llegaron a duplicarse, rondado los 30. Uno de los últimos incidentes tuvo lugar el sábado, cuando un sujeto de origen extranjero (los testigos aseguran que prácticamente lo único que sabía decir en español eran insultos) se enfrentó a los agentes municipales a las cinco y media de la madrugada cuando vigilaban el cierre de los locales. El sospechoso, presuntamente bajo los efectos de las drogas, provocó un enfrentamiento que acabó con él detenido y hospitalizado.

El sujeto habría comenzado a gritar y gesticular sin más y luego le propinó una patada al coche patrulla. Cuando los agentes se apearon, amagó con pegarles, pero luego echó a correr por la calle del Socorro y se detuvo a 40 metros como desafiando a que lo persiguieran. Afortunadamente, un segundo coche patrulla apareció por detrás y le cerró el paso.  El sujeto trató de librarse de la detención a puñetazos, pero fue reducido y trasladado a un centro médico. Allí, según fuentes policiales, se resistió a examinarse y llegó a autolesionarse golpeándose la cabeza con la mesa en varias ocasiones. El médico confirmó el cuadro clínico por ingestión de drogas pero le desvió al hospital, dado el estado de excitación en el que se encontraba.

Tras ser dado de alta, fue trasladado a las dependencias policiales, donde ingresó en los calabozos bajo los cargos de daños en un vehículo policial y de resistencia grave a la autoridad. Hay que señalar que los incidentes relacionados con armas blancas y drogas, como el del sábado, crecieron durante el año pasado levemente, realizándose unas quince incautaciones. En el lado positivo, no se incrementaron las denuncias por hurtos.

Comentarios