jueves 22/10/20

Coruñeses de todas las edades llenaron ayer los museos de la ciudad durante su Día Internacional

Los niños fueron los principales protagonistas, pero las exposiciones lograron encandilar también a los adultos

El Ideal Gallego-2019-05-19-013-cc5e83b6
El Aquarium fue un ir y venir constante de gente que visitó las instalaciones durante todo el día | patricia g. fraga

Los museos de la ciudad abrieron ayer sus puertas de manera gratuita y con unos horarios ampliados para celebrar el Día Internacional de los Museos, que atrajeron a multitud de personas, tanto niños como mayores, a sus exposiciones.

Los niños parecían ser los principales protagonistas, pero al adentrarse en los centros culturales se podía observar cómo las diversas muestras atraían también la atención de los familiares más mayores, conformando una jornada de disfrute en familia.

Museos como la Domus comenzaron a recibir una afluencia de personas mayor de lo normal. Los más jóvenes mostraban su entusiasmo, mientras los mayores se movían con más parsimonia por los pasillos, deteniéndose con mayor frecuencia en los expositores.

Otros como el Aquarium recibían oleadas de personas desde media mañana. Ya desde el paseo marítimo se podían ver grupos de personas dirigiéndose a hacia la Casa de los Peces, con las simples pretensiones de aprovechar un día como este en familia, mientras todos aprendían sobre el ecosistema marino.

Actividades 
Pero el Día Internacional de los Museos hizo que el flujo de visitantes se alargara durante toda la jornada de sábado, ofreciendo actividades para toda la familia.

La propia Domus ofrecía sesiones de visionados de cortos, mientras que otros museos, como el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología (Muncyt), dio la oportunidad a los más jóvenes de la casa de aprender cómo funciona el corazón y la manera en que se activa a través de estímulos eléctricos. Los niños incluso pudieron construir un corazón, con circuitos blandos, que podía ser activado precisamente por estimulación eléctrica.

Los talleres también fueron protagonistas en el museo arqueológico del castillo de San Antón. El primero de ellos, en sesión matinal, enseñó a los pequeños cómo se elaboraban, a lo largo de la historia, las fíbulas para su utilización como prendedores de ropa; mientras que el segundo, en sesión de tarde, les enseñaba cómo se fabricaban los cuchillos que se utilizaban en el Neolítico.

Las visitas guiadas, destinadas a toda la familia, fueron el otro atractivo de la jornada. Salas de exposiciones como las de Afundación o la de la Fundación Barrié, ofrecieron rutas guiadas a través de sus muestras actuales.

Otra de las actividades del día fue la ruta por la Ciudad Vieja, organizada por la asociación de Amigos dos Museos de Galicia y guiada por su presidente, Felipe-Senén. Bajo el lema, “Os museos como eixos culturais: o futuro das tradicións”, Senén dirigió el recorrido en el que repasó los espacios presentes en las tradiciones y los lugares que consiguieron inspirar a los grandes creadores que acogió A Coruña.

El museo de Belas Artes, no solo acogió talleres y visitas guiadas, sino que aprovechó la ampliación de horarios para ofrecer una sesión de rock a última hora, ya entrada la noche, centrada en canciones "viajeras".

Comentarios