miércoles 23/9/20

A Coruña vuelve en noviembre a la senda de la subida del desempleo

El breve respiro que ofreció el mes de octubre para el mercado laboral coruñés ha quedado eclipsado por los datos de noviembre. Después de un moderado descenso de 37 personas,

A Coruña vuelve en noviembre a la senda de la subida del desempleo

El breve respiro que ofreció el mes de octubre para el mercado laboral coruñés ha quedado eclipsado por los datos de noviembre. Después de un moderado descenso de 37 personas, el número de desempleados ha vuelto a subir: en las listas de demandantes de un puesto de trabajo hay 64 vecinos más.
Las estadísticas, dadas a conocer ayer por la Consellería de Economía, Emprego e Industria, indican que al cierre del mes había en la ciudad 17.778 personas inscritas en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).
La de noviembre es la quinta subida del paro de un año que comenzó con 439 desempleados más que el último mes de 2016 y ha experimentado fluctuaciones de cientos de personas tanto en sentido positivo como negativo.
El panorama laboral es, no obstante, mejor que el de hace un año, cuando eran 18.751 los coruñeses que no tenían una ocupación, cerca de mil personas más que las que están inscritas ahora en el SEPE.

Sectores
Como en anteriores ocasiones en las que creció el desempleo, el sector servicios es el más perjudicado por el mal comportamiento del mercado laboral. Los demandantes de empleo en esta área son 45 más que en octubre y alcanzan las 13.173 personas. El de los trabajadores de servicios es el grupo más numeroso y el que más variaciones sufre cada mes por norma general.
Aunque con cambios mínimos, tanto la agricultura y la pesca como la construcción también han empeorado sus datos: en el primer caso se suman cuatro personas al grupo de los desempleados (que son 261) y en el segundo, tres (hasta los 1.376).
En el lado opuesto de la balanza, la industria mejora sus registros y rebaja en once personas su número de parados. En este sector hay 1.243 demandantes de empleo.

Grupos sociales
Donde sí se producen novedades es en lo relativo a los grupos sociales. Y en concreto, al de las mujeres. Si lo habitual es que sean ellas las que más sufran los cambios a peor del mercado laboral, en esta ocasión son las únicas que consiguen mejorar sus datos de desempleo. Así, el número de paradas se reduce en 36, hasta las 9.813.
Los hombres, por el contrario, no solo no rebajan sus cifras sino que las aumentan: hay cien desempleados más, que suman 7.965. A pesar de este acercamiento entre grupos, ellos, los coruñeses de sexo masculino, siguen teniendo más oportunidades laborales en la ciudad.
En cuanto a la edad, se mantiene la tónica habitual y son los mayores de 25 años los que más complicado tienen encontrar un trabajo. Este grupo aumenta sus parados en 62 personas (hasta las 7.965), mucho más que los menores de 25, que apenas empeoran sus datos en dos personas.
El mes de noviembre no ha sido favorable para las grandes ciudades gallegas. Solo Vigo se libra, y de manera contundente, de la tendencia al aumento del número de parados.
La ciudad olívica rebaja sus desempleados en 373, frente al incremento generalizado, especialmente acusado en Santiago, donde las listas suman 220 vecinos más sin trabajo.
Le sigue Pontevedra, con 68 más, y A Coruña, que experimenta la tercera mayor subida de las ciudades gallegas, con 64 parados más. En Ferrol se registran 52 desempleados más, y Ourense y Lugo cierran la lista, con 29 y 21 más, respectivamente.

Comentarios