lunes 21/9/20

A Coruña recorta sus precios medios de la vivienda a pesar del mayor interés de los compradores

El mercado inmobiliario sigue arrojando resultados que apuntan a una recuperación con respecto a los años de recesión económica, al menos en A Coruña.

Los pisos de segunda mano se venden, incluso, en lugares emblemáticos de la ciudad como la plaza de Lugo | pedro puig
Los pisos de segunda mano se venden, incluso, en lugares emblemáticos de la ciudad como la plaza de Lugo | pedro puig

El mercado inmobiliario sigue arrojando resultados que apuntan a una recuperación con respecto a los años de recesión económica, al menos en A Coruña. Así se desprende del último informe del Ministerio de Fomento relativo al precio medio de las viviendas, según el cuál A Coruña volvió a iniciar un ejercicio con los costes más elevados de entre los grandes municipios gallegos. El interés de los coruñeses por adquirir propiedades nuevamente se notó también en el número de tasaciones practicadas por los profesionales.
Las viviendas en A Coruña van encontrando más salida e, incluso, hay vecinos que se animan a adquirir inmuebles sobre plano como ya ha ocurrido en futuras zonas residenciales como el polígono de Náutica. Sin embargo, la demanda detectada en el primer trimestre del año –el último del que hay datos hasta el momento– no ha incrementado los precios sino que ha permitido que el coste medio del metro cuadrado se reduzca un poco con respecto al mismo período de 2016.
La caída fue apenas de unos euros, pues se pasó de un total de 1595,3 euros a los 1.511,6 de hace unos meses. A priori parece una bajada ínfima pero se notaría si una persona quisiese comprar un piso de 90 metros cuadrados pues este pasaría de costar 143.577 euros a 136.044 euros, con un ahorro de unos 7.000 euros.
De todos modos la factura final depende mucho de la zona que se elija para vivir y de si un hipotético comprador se decanta por un piso de menos de cinco años o con más tiempo de antigüedad.
Pese al descuento, la ciudad sigue liderando con mucha diferencia los precios entre los municipios gallegos de más de 25.000 habitantes. Esto se demuestra sobre todo en los apartamentos más nuevos –de los que cada vez quedan menos porque se hizo una profunda limpieza de stock en los años anteriores– ya que el valor ascendería a 1.933,6 euros el metro cuadrado en contraposición con los 1.524,1 euros de Vigo.

Pequeña caída
En el caso de las casas de mayor antigüedad, este ayuntamiento cae a la segunda posición como el más prohibitivo al establecerse la media en 1.506,8 euros, algo por detrás de la de Santiago (1.519,3 euros). En este apartado está la explicación de que se haya ajustado el precio medio, pues la variación fue de algo más de 80 euros en un solo ejercicio.
Esta diferencia se produjo a pesar de que a estas alturas, con una bolsa inmobiliaria de nueva construcción muy reducida, son las propiedades para reformar y rehabilitar las que tienen más posibilidades de moverse en un mercado en pleno repunte.
La ciudad olívica se queda, en este caso, en tercera posición con 1.375,5 euros por cada metro cuadrado de un hogar que tuviese ya una utilización previa a la entrada del nuevo dueño.
Al hablar de este apartado, por encima de los 1.000 euros también están, por este orden,  Culleredo (1.147,7 euros); Oleiros (1.143,9 euros); Pontevedra (1.116,7 euros) y Ourense (1.068,6 euros), mientras que grandes urbes como Lugo (841,7) y Ferrol (653,5 euros) sufren un recorte de costes sobre el dinero que se pagaba el año pasado entre enero y marzo.
A pesar de la pequeña rebaja en A Coruña, no ocurre lo mismo en el área metropolitana. Los dos municipios que se sitúan por delante de las ciudades experimentaron incrementos en sus precios en el período interanual.

Exámenes de precio
En lo que se refiere a los requerimientos de tasación previos a una operación de traspaso de una propiedad (que suponen un análisis de si el bien en cuestión vale lo que se pide por él), en solo tres meses se efectuaron en A Coruña un total de 472 exámenes Más de 40 de ellos estuvieron ligados a casas relativamente nuevas y los 429 restantes se practicaron en pisos con bastante uso.
Esto supuso un 23% del total de 2.052 expedientes abiertos en toda Galicia según el Ministerio de Fomento. En este parámetro solo Vigo registró una cifra más alta por las casas antiguas. l

Comentarios