sábado 11.07.2020

A Coruña mantiene el liderazgo en la venta de viviendas pero el mercado inmobiliario se ha disparado en Vigo

El mercado inmobiliario comienza a repuntar en la otra gran ciudad de Galicia. Durante varios años A Coruña había liderado el ranking de ventas de las siete urbes de la comunidad en solitario pero desde el segundo trimestre

En la ciudad se vendieron algunos pisos nuevos más que en el trimestre anterior | javier alborés
En la ciudad se vendieron algunos pisos nuevos más que en el trimestre anterior | javier alborés

El mercado inmobiliario comienza a repuntar en la otra gran ciudad de Galicia. Durante varios años A Coruña había liderado el ranking de ventas de las siete urbes de la comunidad en solitario pero desde el segundo trimestre de este año, el número de operaciones registradas en Vigo hizo que ambos municipios estén casi a la par, por lo que la localidad que rige Abel Caballero podría volver a ser de interés para los promotores inmobiliarios. Pese a todo, con menos margen que antaño, A Coruña mantiene la primera posición gracias al cambio de propietario de un total de 576 pisos.
La compra de viviendas en Ferrol, Lugo y Pontevedra marcó nuevos descensos en el segundo trimestre de este año según un informe del Ministerio de Fomento. Por contra Ourense y Santiago vivieron un repunte pero son A Coruña y Vigo las que se desmarcan y demuestran que la concentración poblacional es una realidad. De hecho, el economista Antón Costas destacaba en una jornada sobre demografía celebrada hace unas semanas que, con independencia de la paulatina despoblación del rural, el comportamiento en ambas ciudades estaba siendo muy positivo y que, quizá, ese interés por vivir en zonas urbanas viniese porque ofrecen algo más.
Las estadísticas del Gobierno central indican que la localidad continúa anclada en la primera posición en lo que a transacciones de pisos se refiere, pero el ascenso interanual de Vigo ha sido mucho más espectacular.
Tanto es así que mientras entre abril y junio en A Coruña se dio salida a 576 inmuebles y se calculó una tasa de crecimiento con respecto al mismo período de 2017 del 8,67%, en el sur se traspasaron 556 propiedades con una evolución interanual del 19%.

Un mercado interesante
Con estos datos la diferencia existente es ahora muy escasa, tan solo de una veintena de hogares, lo que de alguna manera pone de manifiesto que en el ayuntamiento con mayor población de Galicia vuelve a interesar comprar. Aunque a priori no serían mercados competidores por encontrarse en dos puntos de la comunidad opuestos, no es descabellado pensar que las empresas de construcción podrían interesarse por construir en Vigo toda vez que el Gobierno local de Marea Atlántica no está concediendo licencias para nuevas edificaciones ni facilita la compra y rehabilitación de inmuebles céntricos por parte de empresas y grupos inmobiliarios de distinto tamaño.
El sur puede resultar atractivo si hay más facilidades por parte del Ejecutivo de Abel Caballero dado que entre enero y junio solo se vendieron un 8% menos de apartamentos que aquí, es decir, la diferencia fue de menos de un centenar de edificaciones.
El resto de ciudades sigue todavía muy lejos del millar de acuerdos de compra-venta, dado que la que más se acercó según los datos de Fomento fue Ourense con solo 364 en seis meses.

Libre y antigua
Al margen de la pérdida de cuota de mercado que se pueda dar en un futuro próximo por la evolución, en lo relativo al ámbito local hubo más ventas y creció el número de propiedades libres. Es decir, si en el segundo trimestre de 2016 se vendían 479 pisos de estas características, este año se alcanzaron los 565.
En paralelo, los movimientos de inmuebles de carácter protegido variaron notablemente. Apenas existen ya de este tipo –hace unos meses el Ayuntamiento incluso llegó a rechazar una solicitud de la Consellería de Infraestruturas e Vivenda para construir 40 pisos públicos en los terrenos del Parque Ofimático– salvo que las pongan en el mercado sus dueños en barrios como Eirís y Novo Mesoiro. De los 51 del año pasado se pasó a los 11 contabilizados hace unos meses.
Curiosamente las casas consideradas nuevas se vendieron más, en total cinco a mayores de las que se certificaron en 2016, pero al crecer las transacciones generales también ascendió la demanda de apartamentos de segunda mano.
De hecho, aún sin datos concretos, la delegación del Colegio Oficial de Arquitectos de Galicia (COAG) reconocía a este diario que están repuntando las contrataciones para reformas de este tipo de inmuebles.
Por su parte, el Consistorio formalizó hace nada la adquisición de un edificio en Marqués de Pontejos con San Nicolás y aceptó 12 pisos y casas unifamiliar y dos edificios propuestos por parte de particulares y entidades financieras para comprar de cara a rehabilitarlos y sumar al parque de viviendas municipales para personas que padecen diferentes riesgos sociales.

Comentarios