lunes 09.12.2019

A Coruña es la ciudad gallega con los bajos comerciales más caros, a once euros el metro cuadrado

El Ensanche, la Ciudad Vieja y el Centro son las zonas más costosas para arrendar un local
El área del Ensanche es la más cara para alquilar un local comercial | pedro puig
El área del Ensanche es la más cara para alquilar un local comercial | pedro puig

El mercado de las viviendas en alquiler no es el único que se encuentra en una situación difícil. En los bajos comerciales de A Coruña es habitual ver colgado el cartel de “se alquila”, y es que la reestructuración del sector financiero ha provocado que cientos de locales en los últimos años hayan quedado vacíos, tal y como indica la Federación Galega de Empresas Inmobiliarias (Fegein).   

Pese a que la supervivencia del pequeño comercio sea cada vez más complicada, este contexto no impide que los bajos comerciales de la ciudad herculina sean los más caros de las principales ciudades gallegas. Según el último balance de arrendamientos de locales comerciales en Galicia, con datos de agosto, Fegein indica que el precio medio de alquiler durante ese mes en los bajos comerciales de A Coruña fue de once euros por metro cuadrado, dos euros más de lo que costaban en febrero. Es decir, que en tan solo siete meses su precio se incrementó un 22,22%. 

Es el único municipio de los siete más importantes de la comunidad en sobrepasar los diez euros por metro cuadrado. En segunda posición, con un coste de nueve euros, se encuentran Santiago y Pontevedra. Sin embargo, estas dos ciudades siguieron un comportamiento diferente en los últimos meses. En la capital gallega el precio en febrero era de 9,80 euros, por lo que en agosto su valor había descendido un 8,1%. En Pontevedra, por el contrario, los bajos comerciales pasaron de  tener un precio de 8,50 euros por metro cuadrado a los nueve euros actuales, lo que supone un ascenso del 5,8%. 

En el resto de las principales ciudades gallegas el precio de los locales están a bastante distancia. Vigo continúa la lista con un coste de siete euros; en Ourense,  6,10; seguido de los seis euros en Lugo; y cinco en Ferrol.

Más de 1.000 disponibles 
Sumado al alto coste, la ciudad también tiene el récord, junto a Vigo, del mayor número de bajos comerciales vacíos en la comunidad. Ambos municipios cuentan con 1.100 locales en arrendamiento, por delante de los 800 de Ourense; 350 en Santiago; 225 en Lugo; y 200 en Pontevedra y Ferrol. Además, de febrero a agosto se sumaron cien locales más a la lista en A Coruña, por lo que el incremento fue de un 10%. Pero el coste de los bajos comerciales no es el mismo en toda la ciudad.

El área del Ensanche tiene un precio medio de 12,50 euros por metro cuadrado. En febrero rondaba los catorce euros, un 10,7% más. Es, por lo tanto, la zona más cara para alquilar un local comercial. Por detrás se encuentra la Ciudad Vieja y el Centro, donde los bajos tienen un valor de once euros por metro cuadrado, dos menos que en febrero, cuando costaban trece euros. Someso-Matogrande, con 9,50 euros, es la tercera zona donde alquilar un local sale más costoso. En cuarta posición se encuentran tres áreas diferentes. Con un precio de nueve euros, Cuatro Caminos-Plaza de la Cubela, Juan Flórez y Riazor-Los Rosales. La zona más barata para arrendar un local es Os Castros-Castrillón-Eirís, con un coste de cinco euros.

Desde la Federación Galega de Empresas Inmobiliarias destacan la hostelería, restauración, textil y actividades de alimentación como las operaciones más numerosas en los locales comerciales que se alquilan en la comunidad. Además, para los demandantes de actividades económicas de ropa, bisutería, calzados y complementos, las calles céntricas y centros comerciales son las zonas predilectas a la hora de arrendar un bajo.

Comentarios