viernes 4/12/20

A Coruña comienza el año con una nueva subida del paro y anula el buen resultado de diciembre

La ciudad perdió casi 460 puestos de trabajo con respecto al último mes 
del año 2019

El año comienza con una nueva noticia negativa para el mercado laboral de la ciudad. Si el mes de diciembre había conseguido romper la racha de cuatro meses consecutivos de destrucción de puestos de trabajo, enero ha vuelto a dar un paso atrás.

A Coruña contabilizó durante el primer mes de 2020 un total de 16.951 personas registradas en las oficinas de empleo, 458 más que en diciembre, lo que supone un 2,78% más, tal y como indican los datos hechos públicos ayer por la Consellería de Economía, Emprego e Industria. Pero la de la ciudad herculina no es la única subida en la comunidad gallega. Todos los grandes ayuntamientos empeoraron sus cifras en enero, siendo el dato más negativo el de Santiago.

La ciudad compostelana, con 5.610 desempleados, aumentó un 4,45% con respecto a la mensualidad anterior. Le sigue A Coruña como la segunda ciudad donde más subió el paro. En tercera posición se encuentra Ferrol, con un 2,07% más. Pontevedra y Vigo continúan la lista, con un 1,63% y 0,98% más respectivamente. Del conjunto de grandes ciudades, Ourense es la que más estable se quedó en comparación con el mes previo, al tener solo un 0,44% más de parados.

Galicia tiene más parados

El paro en el conjunto gallego sigue la misma línea que los principales Ayuntamientos. Así, la destrucción de empleo creció en Galicia en 2.447 personas durante el pasado mes, un 1,48% más. Con este incremento, el número total de desempleados en la comunidad se sitúa en 167.755.

Por géneros, la ciudad de A Coruña vuelve a vivir una nueva brecha laboral. Las mujeres son las que peor paradas salen, ya que suman el total de 9.390 de las personas que se encuentran sin trabajo. Los hombres, por su parte, suponen la cifra de 7.561.

Aunque diciembre fuese un mes positivo para la ciudad herculina, el cierre del año 2019 no fue todo lo satisfactorio, ya que, en el total anual, el paro aumentó con respecto a como terminó 2018. Si el ejercicio anterior se terminaba con 16.372 personas sin un puesto de trabajo, en el final de 2019 la cifra se quedó tan solo 121 inscritos por encima.

De esta manera se rompió en el último año la tendencia positiva de los dos anteriores en la ciudad, en los que la creación de empleo permitía terminar con un millar de parados menos cada una de las anualidades (-1.047 en 2018 y -1.130 en 2017). Mientras, en el área coruñesa, las localidades peor paradas fueron las de Curtis y Carral, que sumaron siete parados más para situarse en 198 y 308 respectivamente. Así, aumentó el desempleo en Curtis un 3,66%; y un 2,33% en Carral.

Desciende en Vilasantar

Tampoco fue el mes de Irixoa, que incrementó seis parados más para registrar 54 y subir el desempleo en un 12,5%. En el resto de la comarca, hubo datos dispares. Coirós tuvo en enero cuatro parados más que en diciembre, al pasar de 76 a 80. La misma línea siguió Paderne, con 96 parados frente a los 92 del último mes del año anterior.

En el lado contrario se situaron Vilasantar y Aranga, que con sus respectivas reducciones del 2,17% y el 6,56% pudieron celebrar que sus residentes encontraron trabajo para cerrar el ejercicio del 2019 e iniciar el de 2020.

Comentarios