miércoles 17.07.2019

A Coruña aprueba su presupuesto de 2015 con María Pita tomada por la Policía

El pleno municipal de A Coruña ha aprobado de manera definitiva su presupuesto para 2015 con 252 millones de euros y la plaza y el Palacio de María Pita tomados por la Policía Local, al coincidir allí cuatro colectivos para hacer sus reivindicaciones.

Imagen del ayuntamiento de A Coruña situado en la plaza de Maria Pita.
Imagen del ayuntamiento de A Coruña situado en la plaza de Maria Pita.

El pleno municipal de A Coruña ha aprobado de manera definitiva su presupuesto para 2015 con 252 millones de euros y la plaza y el Palacio de María Pita tomados por la Policía Local, al coincidir allí cuatro colectivos para hacer sus reivindicaciones.
La plaza donde se ubica la casa consistorial amaneció vallada y con un amplio despliegue de agentes que continuaba dentro del edificio, pues decenas de efectivos controlaban el acceso a cualquier punto del ayuntamiento.
Todo porque los trabajadores de Alcoa, los despedidos de la Fábrica de Armas, agentes de la Policía Local y los afectados por el Parque Ofimático han acudido en masa a hacer sus reclamaciones y no fueron pocos los que optaron por subir a la tribuna de invitados, en cuyo acceso se formaron largas colas.
Como primer punto del día se ha aprobado la personación del Ayuntamiento en el recurso promovido por la Comisión pola Recuperación da Memoria Histórica da Coruña, con los únicos votos a favor del Partido Popular y las críticas de la oposición.
"A estas alturas el Ayuntamiento está obligado a personarse en el recurso, lo obliga la ley porque tiene que defenderse. Creemos que es insólito que hayan decidido no respetar el acuerdo de 2009 y que no respeten el espíritu de la ley", ha dicho la socialista Mar Barcón.
El punto estrella ha sido el de aprobación definitiva del Presupuesto General para 2015 con 252 millones de euros, con el PP a favor y el resto de partidos -PSOE, BNG y EU- en contra, después de su presentación en el pleno del mes de noviembre.
Carlos Negreira, como alcalde, ha querido "felicitar a toda la corporación" porque A Coruña es "por cuarto año consecutivo", "la primera ciudad de Galicia que aprueba el presupuesto".
Los partidos de la oposición han considerado que las cifras muestran el "desinterés" por la economía local y por los barrios, y que "no frenan la destrucción de puestos de trabajo".
"La opción política del PP fue olvidar intervenciones básicas en los barrios para dedicarlo al capricho de O Parrote", ha afirmado el nacionalista Xosé Manuel Carril.
La adhesión a la Red de Ciudades por la Bicicleta y la aprobación de una pista de hockey en el colegio Santa María del Mar se han aprobado con la única abstención del BNG, antes de llegar al asunto sobre el Parque Ofimático.
Las palabras del concejal de Medio Ambiente, Infraestructuras y Territorio, Martín Fernández Prado, han llegado con una intensa tos procedente de la tribuna de invitados, pues los gritos que se escucharon en plenos anteriores podrían acarrear su expulsión.
La modificación del plan parcial se ha aprobado con los únicos votos a favor del PP, que a su vez ha rechazado una modificación propuesta por el BNG para el "reajuste de la superficie", la "supresión viaducto" y la "suspensión de órdenes de desalojo".
Fernández Prado ha argumentado que "si en algo todos están de acuerdo es en que el grupo socialista es el autor material e intelectual, el culpable de todos los problemas", ha reflejado, y ha dicho que "dentro de los límites legales que tiene el Ayuntamiento" se han hecho "todos los esfuerzos posibles".
César Santiso ha asegurado que "después de desahuciar en el Ofimático, Izquierda Unida no apoyará ninguna medida relativa al Ofimático porque Elviña no se vende, Elviña se defiende".
Por su parte, Carril piensa que con este cambio solo ganan las promotoras y el Ayuntamiento aprovecha una sentencia para modificar a su antojo.
Ya en el trámite de mociones, el Partido Popular ha tumbado propuestas sobre una biblioteca en Novo Mesoiro, las ayudas para las personas con problemas económicos, las facilidades para los pensionistas que cobran del extranjero y la protección a la infancia entre las ocho que sus concejales han impedido que se llegasen a debatir.
Sí se debatió y aprobó por unanimidad una moción conjunta para buscar futuro a la planta coruñesa de Alcoa y otra presentada por el grupo socialista sobre los enfermos de fibromialgia y síndrome de fatiga crónica.
La corporación ha apoyado al colectivo que padece esta patología en la ciudad y se ha mostrado partidario de su protección social.

Comentarios