sábado 16/1/21

El corte de un carril en San Andrés provoca congestiones en el centro

Las obras de alcantarillado se prolongarán todo el mes y puede que continúen durante la Navidad
La circulación se volvió muy lenta debido a los desvíos | javier alborés
La circulación se volvió muy lenta debido a los desvíos | javier alborés

El mal tiempo fue, sin duda, uno de los factores que contribuyó a complicar la primera jornada de corte parcial en San Andrés, cuando a media tarde cayó un chaparrón que incitó al público a moverse en vehículo privado. Pero ya a media mañana se habían producido retenciones puntuales que obligaron a los agentes de la Policía Local a dirigir el tráfico de forma presencial en el cruce de la Rúa Nueva. 
El Ayuntamiento está realizando obras de mejora en la red de pluviales en un tramo que va desde la calle de Santa Catalina hasta Rúa Nueva. Estas obras afectan tanto al carril de circulación en dirección a la plaza de España como a las zonas de estacionamiento. El concejal de Urbanismo, Juan Díaz Villoslada, confía en finalizarlas antes de que llegue la Navidad, aunque todo depende de si acompaña el tiempo o las inclemencias meteorológicas persisten. 

Desvíos 
Ayer, San Andrés demostró la importancia que tiene para el tráfico coruñés. Aunque la mayor parte de los vehículos se desvían por uno de los dos túneles por los que discurre el tráfico de la ciudad que se dirige a Monte Alto, San Andrés resulta de gran ayuda para regular el exceso de tráfico. Sobre todo, porque por él circulan muchas líneas de bus, como la 7 y la 4, que ayer tuvieron que desviarse hacia Los Cantones. El problema surgió cuando trataron de retomar su ruta habitual, tomando la Rúa Nueva, de ahí que fuera necesario destacar a un policía local. 

Repartos 
Se hizo notar también la presencia de los vehículos de reparto, por primera vez en mucho tiempo, que se dirigían a las zonas de carga y descarga a surtir a los locales de hostelería que hoy abrirán sus puertas por primera vez en un mes. Alrededor de las once de la mañana se registraron retenciones puntuales por ese motivo, pero poco después la situación se normalizó hasta la llegada de la lluvia por la tarde. 
Aprovechando la realización de estas obras, se modificó el recorrido del autobús urbano para recuperar la parada de bus de la Iglesia Castrense y el giro de la Rúa Alta se realiza en la calle de Sol, con el fin  de aproximar el transporte público a la zona comercial del entorno del mercado de San Agustín 

Mañana, como todos los sábados desde el siete de este mes, se cerrará al tráfico rodado San Andrés, pero se tendrá especial cuidado en que los trabajos afecten lo menos posible a la afluencia de gente aunque ya no se interviene en las aceras con el fin de minimizar el impacto sobre los comercios de la zona.

Comentarios