martes 27/10/20

“El Corbatas” explica las 33 heridas de su víctima porque “se cayó” sobre el cuchillo

La declaración de Jesús T.L., conocido como “El Corbatas”, no sorprendió a la sala segunda de la Audiencia Provincial cuando el toxicómano alegó que “tenía el mono”.

El acusado alegó que “tenía el mono”	javier alborés
El acusado alegó que “tenía el mono” javier alborés

La declaración de Jesús T.L., conocido como “El Corbatas”, no sorprendió a la sala segunda de la Audiencia Provincial cuando el toxicómano alegó que “tenía el mono”, al luchar con su vecina de Arteixo. Según él, la muerte de la mujer, Dorinda V.V., de 74 años, fue accidental y se debió al forcejeo que mantuvieron cuando él entró en su casa para robarle. Lo que sí es más sorprendente es que asegurara que no llegó a apuñalarla a pesar de que la víctima presentaba 33 heridas en el cuerpo. Según el acusado, “se cayó y se debió clavar algo”, durante la pelea.
Según se estableció en el juicio, el acusado, para el que la Fiscalía solicita 35 años de cárcel, es toxicómano y solía pedir limosna a la víctima cada vez que salía de la sucursal bancaria a donde solía acudir. Sin embargo, aquel día de abril del año pasado, la mujer se negó a darle nada y como tenía el síndrome de abstinencia, la siguió hasta su casa, donde penetró y cogió un cuchillo. En el relato del acusado, la victima también se arma con otro cuchillo y un palo y es entonces cuando empieza la lucha que, a pesar de la edad de la fallecida y de su tamaño (1,5 metros), fue encarnizada: “El Corbatas” asegura que “tenía fuerza” y que fue ella la que le causó las lesiones que figuran en el informe del chequeo médico al que se le sometió al entrar en la prisión de Teixeiro.
Como él mismo reconoce, después de morir la anciana acudió a la sucursal bancaria donde cometió un atraco y se llevó 1.000 euros que gastó en droga. La Policía lo detuvo en Ourense, donde gastó todo el dinero en drogas, comida, joyas y en una habitación de hotel.

Comentarios