domingo 25.08.2019

El Consistorio abre la puerta a financiar la reforma de la fachada de Riazor

El Ayuntamiento y el Deportivo quieren mejorar durante este mandato el convenio que finaliza en 2025
Inés Rey recibió en el palacio de María Pita al Consejo de Administración del Deportivo | quintana
Inés Rey recibió en el palacio de María Pita al Consejo de Administración del Deportivo | quintana

Después de financiar la reforma de la cubierta de Riazor el Gobierno local abre la puerta a destinar fondos también para las obras en la fachada del estadio que pretendía llevar a cabo el Deportivo pero que dejó a un lado tras el descenso a Segunda División el año pasado.

La alcaldesa, Inés Rey, y el presidente de la entidad blanquiazul, Paco Zas, mantuvieron ayer su primera reunión formal, en la que también estuvieron presentes el concejal de Deportes, Juan Ignacio Borrego, y el resto de consejeros del Deportivo.

Las mejoras en Riazor fueron uno de los temas de conversación durante el encuentro e Inés Rey aseguró que ambas instituciones deben colaborar en los proyectos futuros. Aunque se abordó el asunto, Rey destacó que no se llegó a hablar de cantidades, algo que queda para nuevos encuentros. “Non podemos falar de cifras exactas, pero si de colaborar e ir da man para que sexa un proxecto de cidade”, aseguró.

“O estadio é municipal e polo tanto é unha responsabilidade do Concello as melloras nas infraestructuras, na accesibilidade e no resto de cuestións relativas ó mantemento e ó desenvolvemento do estadio”, explicó la alcaldesa. Las declaraciones de Inés Rey abren la puerta a que el Ayuntamiento ponga dinero para la reforma de la fachada, algo que cuando se anunció por primera vez, por parte del expresidente del Deportivo, sería una inversión del club y que se aparcó por el ajuste económico que supone la pérdida de categoría.

75 años
El estadio de Riazor cumple este año tres cuartos de siglo y tanto el Deportivo como el Gobierno local están interesados en mejorar el aspecto y el estado de las instalaciones. El primer paso ya se dio durante el mandato pasado, cuando el Ayuntamiento financió la reparación de la cubierta del estadio. 

El Gobierno local destinó algo más de seis millones de euros a esta actuación, mientras que otro millón lo aportó la Diputación. Es probable que el Ayuntamiento tenga que aumentar su contribución ya que una vez finalizada la obra, la adjudicataria señaló que hubo sobrecostes por algo más de 943.000 euros.

Esto provocó que el Gobierno local incluya en su primer modificado de crédito una partida de este valor para hacer frente a esta suma, que elevaría el montante final de la reforma por encima de los ocho millones de euros.

A pesar de que ya se iniciaron los trámites para acometer este pago, el Ayuntamiento anunció que solicitará informes para conocer con detalle a qué se debe este sobrecoste final en la actuación.

La reforma de la fachada del estadio de Riazor es solo uno de los múltiples proyectos en los que quieren comenzar a trabajar ambas instituciones y que previsiblemente formará parte de un nuevo convenio. 

El actual finaliza en 2025, dos años después de que termine el mandato, pero Inés Rey y Paco Zas hablaron ayer de trabajar para renovarlo antes de que expire. “Empezaremos a falar xa dese futuro convenio nos próximos meses para facelo con boa letra e recoller todas esas necesidades e cuestións que hai anos non estaban enriba da mesa e estarán reflectidas aí”, explicó la alcaldesa.

Además de asuntos de promoción del deporte, sobre todo el femenino, y de otros proyectos que tenga el club entre manos como el futuro museo del Deportivo, que desde María Pita se ve como una opción también para ampliar la oferta turística de la ciudad, el Ayuntamiento tiene interés en desarrollar otras mejoras en las infraestructuras, como las referentes a la accesibilidad.

Pequeñas reparaciones
También anticiparon que será necesario llevar a cabo en las próximas semanas algunas reparaciones debido a los daños de pequeña entidad que provocaron las máquinas que se introdujeron en el estadio el año pasado para la reforma de la cubierta. 

El objetivo es que estén finalizadas antes del próximo 10 de agosto, fecha de celebración del Trofeo Teresa Herrera, que regresa al período veraniego después de que en 2018 se viese trasladado a noviembre precisamente por los trabajos. 

Inés Rey y Paco Zas desvelaron a la salida de su encuentro que les quedaron pendientes muchos temas por analizar, algunos de ellos que ni siquiera llegaron a tratar, en una reunión que duró prácticamente una hora.

Comentarios