domingo 20.10.2019

Concierto de fin de curso de Abanca Resuena en el Palacio de la Ópera

Abanca Resuena, un proyecto ideado por la Orquesta Sinfónica de Galicia y que cuenta, desde 2015, con el apoyo de la entidad financiera

La orquesta Resuena está formada por niños de hasta dieciocho años
La orquesta Resuena está formada por niños de hasta dieciocho años

Abanca Resuena, un proyecto ideado por la Orquesta Sinfónica de Galicia y que cuenta, desde 2015, con el apoyo de la entidad financiera, volverá mañana a los escenarios con un concierto en el Palacio de la Ópera coincidiendo con el Día de la Música. Será a las 19.00 horas y con acceso gratuito. El objetivo celebrar el fin de curso y dar un año más a conocer a la sociedad un proyecto que, a través de la música, busca aglutinar “la diversidad”.
Basado en un modelo ético, pedagógico, ocupacional y artístico en el que la música es el nexo de unión e integración entre niños de todos los estratos sociales, económicos y culturales, el proyecto empezó a finales de 2014 en el centro cívico de Monte Alto y en febrero de 2015 se firmó el acuerdo de colaboración con Abanca. Ese mismo año, se creó una segunda unidad en el CEIP Alborada, en Elviña y este año se ha ampliado el proyecto con la creación del coro Abanca ReSuena y la orquesta Mini ReSuena con niños de 5 y 6 años –los de todo el proyecto llegan hasta los 18 años–.
Junto a ellos, mañana estará el coro de Manos Blancas, formado por alumnos del Colegio de Sordos de Nuestra Señora del Rosario, en el que se ha logrado integrar a niñas y niños con diferentes problemáticas como el síndrome de Down, el autismo o la sordera. “Esto no existía en España”, remarca Diego Zecharies, director artístico y musical, quien avanza que en el concierto del domingo subirán al escenario para contar “con guantes y lenguaje de signos, una historia de lo que tocamos”.
Este proyecto, que ha supuesto el reconocimiento de Abanca en la segunda edición de los Premios Excelentia (en el año 2016), supone una experiencia para los alumnos, sus familias y también los profesores. Sobre la procedencia de los alumnos, Diego Zecharies explica que en ReSuena los hay de “diferentes situaciones sociales y familiares, de nacionalidades diferentes, que se aúnan en una orquesta sinfónica, en algo que es un único”. Al hilo de ello, incide en que en España es “el único proyecto de esta envergadura”. También apunta que el único requisito para entrar en el proyecto “es que tengan ganas de estudiar y que entiendas cómo funciona el proyecto”, añade en alusión también a familias que no solo son de A Coruña sino de municipios próximos. “Usamos la música y la OSG como un instrumento para lograr que los niños se unan en un objetivo común que no es material , no es un trofeo, ni una medalla”. “No interesa de dónde vienes, lo único que influye es tu esfuerzo, lo que puedas aprender a escuchar”. Además, incide en que el reto es que los participantes en esta propuesta “sepan escucharse” y aprender que “en la diversidad se es más fuerte”.
Por su parte, la coordinadora general, Maria Poghosyan, destaca la “reciprocidad” de un proyecto con unos 24 profesores, alumnos y exalumnos de la Orquesta Joven de la OSG: “Los niños aprenden un montón de nosotros y viceversa”. Así, asegura que los profesores logran, a través de los participantes, “un gran aprendizaje”. “Todo el mundo trabaja muy contento porque es recíproco”.
Por todo ello, animan a asistir a un concierto que supondrá el debut sobre el escenario para los 34 alumnos que componen el coro Abanca ReSuena, creado este año en el marco del programa bajo la dirección de Paula Padín. También será la primera actuación de este nivel para los 26 estudiantes de 5 y 6 años que forman la orquesta Mini ReSuena.
El programa incluirá temas populares como “Pollitos y Grillito” o “Siyahamba”; composiciones clásicas como “Italian Caprice” de Tchaickovsky, la “Sinfonía número V” de Beethoven o la “Sinfonía número 9 - Largo’” de Dvorák, junto con otras obras como “Can-Can”, la banda sonora de la película “Piratas del Caribe” y “Gipsy Oberture”, de Merle J. Isaac.

Comentarios