viernes 4/12/20

El concejal de Culturas anuncia cambios en el proyecto del Ágora y un nuevo rostro para coordinarlo

Sande da por finalizado el conflicto con quien hasta ahora dirigía el centro, Begoña Llamosas.

Una de las implicaciones más destacadas de Llamosas fue con las actividades dirigidas a los más pequeños | p.g. fraga
Una de las implicaciones más destacadas de Llamosas fue con las actividades dirigidas a los más pequeños | p.g. fraga

El Ayuntamiento da por finalizado el conflicto que tenía con el centro Ágora y el Fórum cuando su directora, Begoña Llamosas, lo llevó a los tribunales por la vulneración de los derechos laborales. El concejal de Culturas, José Manuel Sande, corroboró ayer que finalmente alcanzaron una conciliación con la parte demandante y el edificio del Agra pasará a ser dirigido directamente por Culturas. En este sentido, el responsable municipal anunció que habrá novedades en los próximos meses que van a tener que ver con el proyecto y “seguramente” se incorporará algún nuevo rostro en la gestión del mismo. Sande señaló que no hubo juicio, sino una conciliación con concreción, por lo que esta vía está agotada, y lo que les queda por delante desde María Pita es configurar una parte laboral que queda ahora coja sin su cabeza pensante. 

En este sentido, la totalidad de la plantilla del Instituto Municipal Coruña Espectáculos (IMCE) presentó tras la demanda de Llamosas un escrito al IMCE por ser completamente “injusto el trato recibido por parte de los responsables y del gobierno municipal”. En el texto explicaban que se le pretendía obligar a mantener una situación laboral precaria e insostenible, con riesgos evidentes para su salud, “situación que deseamos finalice cuanto antes con la resolución judicial a su demanda”, la primera interpuesta por un trabajador del IMCE por vulneración de derechos laborales fundamentales.

Sus compañeros avalaron una trayectoria laboral de más de 20 años en este organismo con lo que “contribuíu á conformación de que a actividade artística e escénica do noso municipio sexa o que é hoxe”, con una batería de programas relacionados con la escena, de implicación social y con una dimensión expansiva y, en especial, un apartado para los más jóvenes, escolares y familiares, atendiendo al segmento de cero a tres años.

Además, Llamosas fue mediadora en la gestión con el sector artístico cultural asociativo no profesional y con la comunidad escolar, además de asumir otras como la coordinación de las instalaciones del IMCE en el Ágora desde 2012 como colaboración provisional para la puesta en marcha de este centro, “contando con catro traballadores de apoio do Concello”. 

Realizadas las tareas iniciales, solicitó que se le retirara esta tarea, “sin obter resposta”, lo que le llevó a denunciar su situación sobrecarga de más de 400 horas extraordinarias al año al alcalde y al concejal de Culturas, José Manuel Sande.

Comentarios