domingo 29.03.2020

El comercio pide que los bajos vacíos se alquilen como viviendas y garajes

Miguel Agromayor avisa de que el número de establecimientos en los barrios será cada vez menor
El comercio pequeño se enfrenta cada vez a más desafíos para sobrevivir | quintana
El comercio pequeño se enfrenta cada vez a más desafíos para sobrevivir | quintana

La resistencia del comercio pequeño frente a las ventas online y las grandes superficies es el principal reto para todos los dueños de establecimientos de proximidad. Frente a los cierres de locales en los barrios, el presidente de la Federación de Comercio de A Coruña , Miguel Agromayor, propone que los bajos comerciales vacíos se transformen en viviendas o garajes para revitalizar la imagen de los diferentes distritos.

“Los comercios están desapareciendo en algunas calles pero siempre va a seguir habiendo una arteria principal en la que resistan”, explica. Al poner el foco en las zonas donde más se han resentido los locales pequeños, señala al Agra do Orzán y a la calle Barcelona. “En ellos, la cantidad de comercios vacíos deja una imagen preocupante, por lo que urge que haya una transformación de los mismos en hogares o garajes”, reconoce.

Esta demanda ya ha sido trasladada al Gobierno local, pero todavía no se ha concretado una posible medida para paliar el problema. “A la larga no tendrá solución si no se pone remedio. No pueden quedar así las calles. Están vacías y los carteles de alquiler o venta se superponen unos a otros en los ventanales”, sostiene.

En cuanto a la vida en los barrios, el presidente de la federación comercial tiene claro que la alimentación y el textil resistirán a la crisis. “Siempre se van a seguir vendiendo productos de este sector”, dice. Además, no hay diferencia de ventas entre las zonas céntricas o periféricas. “La gente del centro no se desplaza a las afueras para comprar; y al revés, tampoco”.

Desafíos y soluciones

El comercio de proximidad lucha por seguir adelante. Para no caer en un desenlace negativo, “hay que diferenciarse, buscar escaparates atractivos y que las ventas sean cada vez más próximas”, manifiesta Agromayor.

Además, la presencia en internet es algo cada vez más importante. “Hay que meterse en el mundo online. El que se adapte mejor, resistirá”, declara. Y es que, a la hora de fijar unos culpables que provocan la dificultad que viven los comerciantes a día de hoy, ya no solo se mencionan a los centros comerciales o a las tiendas de internet. “El problema, además, es la globalización”, dice. “Esto trae consigo que si no se puede competir contra otros países, pierdes”, sostiene.

Exigir que en las etiquetas se vea a simple vista de dónde procede y dónde está fabricado el producto, hará también que el comercio mejore. “Hay que pedir la colaboración del consumidor y que compre producto nacional”, concluye el presidente.

Comentarios