Martes 20.11.2018

El comercio pide que se baje la velocidad en la calle de la Torre para proteger a los peatones

Los comerciantes de la calle de la Torre están muy satisfechos con la reurbanización del entorno que encargó el Ayuntamiento y que estrenaron al completo ya hace algunos meses pero creen que falta adaptar las características de la zona a su nueva realidad.

En algunos pasos de peatones de la zona han estado a punto de registrarse atropellos | pedro puig
En algunos pasos de peatones de la zona han estado a punto de registrarse atropellos | pedro puig

La Asociación de Vecinos y Comerciantes de Monte Alto demanda al Gobierno local que limite la velocidad en esa infraestructura dado que los conductores pasan muy rápido y ahora que hay más viandantes por el entorno han aumentado mucho los riesgos desde el punto de vista peatonal. Igualmente, solicitan que se completen los arreglos con un mobiliario urbano que no se llegó a colocar.


“La valoración de la reforma es positiva al 100% pero hay que ajustar la velocidad de la calle de la Torre”, afirma el presidente de la Asociación de Vecinos y Comerciantes de Monte Alto, José Luis Boado, que entiende que la visibilidad de los negocios se incrementó con el cambio. 

“Hay más gente porque es más cómodo” circular por unas aceras muy amplias, lo que incluso está llevando a los locales que estaban vacíos nuevas propuestas comerciales y hosteleras y animando a las reformas en establecimientos asentados desde hace tiempo. 

Flecos pendientes
Sin embargo, Boado también aclara que al Consistorio le falta solucionar algunos flecos que dejaron sueltos. El más importante desde el punto de vista de vecinos y comerciantes es el de limitar la velocidad “a 30 kilómetros por hora porque hay mucho tránsito de niños y mayores” y los coches pasan muy rápido.
Al contar con más afluencia también más riesgo de atropello, algo que para el colectivo se nota especialmente en algunos pasos de peatones a los que los conductores llegan muy ajustados para frenar. Pasa, por ejemplo, “en el cruce de Marconi con Trabajo”, donde estuvieron a punto de registrarse varios alcances. 

Una ORA especial
El representante del barrio añade que también quieren que el Gobierno local cree una especie de zona “ORA en las plazas de residentes durante el horario comercial porque muchas están vacías” al ir a trabajar los vecinos del entorno. 

Así se compensaría el traslado de los espacios que se perdieron en la calle de la Torre a Zalaeta, por el que muchos clientes ya evitan la zona. Otros, por contra, estacionan de manera ilegal sobre las aceras por muy altas que sean. Boado demanda al Ayuntamiento que instale bolardos de una vez para evitar esta práctica. 


No obstante, el colectivo también vería interesante que la Policía Local controle más la zona y multe a los infractores, para dar un escarmiento debido a las dificultades que ponen a los ciudadanos para caminar por las aceras. 


Otra de las peticiones es que instalen papeleras para promover la limpieza porque “no hay ninguna” en el último tramo.  Igualmente quieren que se repinte una plaza de parking para  discapacitados que quedó prácticamente anulada.

Comentarios