miércoles 21/10/20

Los comerciantes y vecinos rechazan la peatonalización total de la calle del Marqués de Pontejos

El Gobierno local tendrá que dar explicaciones por su supuesta intención de peatonalizar Marqués de Pontejos en un futuro.

La calle tiene una intensa vida y gran actividad comercial | pedro puig
La calle tiene una intensa vida y gran actividad comercial | pedro puig

El Gobierno local tendrá que dar explicaciones por su supuesta intención de peatonalizar Marqués de Pontejos en un futuro. Tras cierta polémica por la noticia ya que, supuestamente, esta no se comunicó en una reunión con los empresarios y vecinos del entorno, estos rechazan que se cambie la dinámica actual de esta calle, pues aseguran estar contentos con su funcionamiento. Para trasladárselo al Ayuntamiento han solicitado una reunión con el edil del departamento de Comercio, Alberto Lema.
La Asociación Zona Comercial Obelisco y vecinos y placeros de San Agustín se oponen a un hipotético cierre de Marqués de Pontejos al tráfico en general. Así lo han dejado claro mediante un comunicado en el cual comentan que han demandado de manera urgente un encuentro con el concejal de Empleo y Economía Social, responsable del área de Comercio, para que les aclare toda la actuación de proyectos.
El presidente de la Asociación Zona Comercial Obelisco, Antonio Amor, comenta que el tema de la peatonalización total no salió en el discurso municipal mantenido en una reunión con empresarios de la plaza de abastos. Sin embargo, en la nota del Ayuntamiento sobre la reunión se puntualizaba que la medida de limitar mucho el paso de vehículos sería la continuación a la primera fase de reurbanización de San Agustín. 
En el texto aseguraban que en el último trimestre de este año la calle de la polémica “deixará de estar aberta ao tráfico xeral para acoller únicamente residentes e vehículos de carga e descarga, de cara a converterse nun traxecto máis cómodo para o tránsito cara ao mercado e reforzar o seu uso por parte da veciñanza”.

Contentos con lo que hay
Después de que llegara a oídos de todos los actores que trabajan o residen en la zona, la contestación fue rápida. Si bien todos se muestran favorables a la mejora del entorno, entienden que para ello no es necesario cambiar la fórmula que se utiliza actualmente en la céntrica vía. “La calle funciona y nadie ha pedido ningún cambio”, asegura Amor, que remarca que en general están satisfechos con el sistema del parking exprés y carga y descarga. De hecho, sostiene que una de las claves para que ese paso funcione a nivel comercial es que por allí pasan coches y consumidores que pueden ir a hacer sus recados sin problema. “Ahora hay pocos locales vacíos”, subraya, y además comenta que a priori no es preciso restringir el tráfico porque el que existe es muy concreto y no molesta. 
“Hay una circulación interesada que va a los comercios de la zona o de la plaza, la calle se usa por necesidad y entendemos que el uso es residual cuando se cierra la plaza”, incide, convencido de que aclararán su parecer al concejal Alberto Lema en el momento en el que los cite. 
A este le comentarán que si se quiere reactivar la afluencia a la plaza de abastos, precisamente,  es fundamental, que siga funcionando Marqués de Pontejos porque es por donde se canaliza una buena parte de la clientela. En cualquier caso, la medida se podría estudiar en el caso de que por fin se abriese el acceso hacia Panaderas desde una finca de propiedad eclesiástica. l

Comentarios