viernes 27/11/20

Una colisión frontal en el puente de A Pasaxe provoca un embotellamiento

Una colisión frontal en el puente de A Pasaxe a las once y cuarto de la noche del sábado dejó dos heridos de carácter leve y dificultó el tráfico durante más de una hora en sentido entrada a la ciudad, según fuentes de la Guardia Civil de Tráfico.

El incidente cortó los tres carriles en sentido A Coruña	daniel balado
El incidente cortó los tres carriles en sentido A Coruña daniel balado

Una colisión frontal en el puente de A Pasaxe a las once y cuarto de la noche del sábado dejó dos heridos de carácter leve y dificultó el tráfico durante más de una hora en sentido entrada a la ciudad, según fuentes de la Guardia Civil de Tráfico. El incidente obligó a cortar la circulación en sentido entrada en todos los carriles, así que fue necesario habilitar uno de los de sentido contrario para que los coches pudieran circular.
El impacto había tenido lugar en medio del puente, donde no existe una mediana que separa el tráfico que fluye en sentido contrario, y los coches tras chocar de frente, habían acabado chocando uno de ellos contra la barrera que protege la acera, dañándola, mientras que el otro quedaba cruzado sobre el carril de la izquierda. Al lugar acudieron efectivos no solo de la Guardia Civil, sino también de Carreteras y del 061, que atendieron a la víctimas. El violento choque frontal les había provocado lesiones leves, además de dejar destrozados a los vehículos.
Los agentes de Tráfico tuvieron que solicitar grúas para retirar ambos turismos, totalmente destrozados, de la calzada. Mientras tanto, todo el tráfico proveniente de Perillo y de Santa Cristina comenzaba a congestionarse, de manera que fue necesario usar la señalización para alertar de lo que estaba pasando y procurar que se desviaran al mismo tiempo que con conos, los guardias civiles delimitaban una tramo de un carril en sentido Oleiros para que los vehículos pudieran sortear lentamente la zona del siniestro. 
Además, los coches dañados habían derramado líquido sobre la calzada, que los operarios de mantenimiento tuvieron que limpiar usando mangueras a presión. Una hora después, bien entrada la medianoche, la situación volvió a la normalidad. n

Comentarios