domingo 26.01.2020

Colectivos de mujeres piden un plan de paradas de autobús bajo demanda

Vigo implantó hace pocos días un sistema de paradas de autobús bajo demanda que tiene como objetivo prioritario la protección de víctimas de violencia de género, aunque está disponible para todos los usuarios.

El punto exacto de bajada debe indicarse al conductor en el momento de subir al autobús | quintana
El punto exacto de bajada debe indicarse al conductor en el momento de subir al autobús | quintana

Vigo implantó hace pocos días un sistema de paradas de autobús bajo demanda que tiene como objetivo prioritario la protección de víctimas de violencia de género, aunque está disponible para todos los usuarios. La medida es recibida como positiva entre colectivos de mujeres, que creen que es trasladable a A Coruña.
“Me parece estupendo, todo lo que sea para ayudar es una buena idea y se debería intentar llevar a cabo”, señala Carmen Cedillo, de la agrupación Buenos Tratos.
El sistema tiene un funcionamiento sencillo. El usuario, al subir al autobús, le indica al conductor el punto exacto en el que desea bajarse y permanece en los asientos delanteros para volver a bajarse por la puerta por la que entró cuando llegue el lugar indicado sin que nadie más lo sepa.
De esta manera se evita que otros usuarios puedan conocer el punto en el que dejará el autobús y además no obligará a tener que bajarse de los automóviles en lugares oscuros o alejados de la residencia del usuario.
“Hay que ver todos los detalles, pero creo que es una buena idea y parece efectiva y beneficiosa”, apunta María Vázquez Sande, de la Asociación de Mujeres por la Igualdad.
Este sistema con “paradas antiacoso” fue creado hace tres años en Francia, país en el que está en funcionamiento en diversas ciudades entre las que se encuentra Nantes. Mientras, en España ya hay servicios similares en Tarrasa o Bilbao, a las que se unió recientemente Vigo.

Válido
Desde ambas asociaciones entienden que la idea es completamente trasladable a la ciudad y creen que supondría un paso adelante en la protección de las mujeres que sufren violencia de género o algún tipo de acoso, además de favorecer a distintos colectivos.
“Quien puede hacer es el Ayuntamiento”, indica Carmen Cedillo, de la agrupación Buenos Tratos. Desde este periódico se preguntó a fuentes municipales si se trabaja en la posibilidad de implantar un sistema similar o si en alguna ocasión se había planteado llevarlo a cabo, pero no se pudo obtener ninguna respuesta.
En Vigo esta mecánica está disponible tanto en las líneas diurnas como en las tres que hay durante horarios nocturnos. Desde los colectivos de mujeres cuestionados señalaron que una posibilidad sería la de comenzar con el bus Búho, único que circula de noche por la ciudad.
En caso de que sea efectivo y cuente con usuarios que lo utilicen, entienden que también sería interesante estudiar la opción de ampliarlo a las líneas diurnas. Actualmente el Gobierno local trabaja en el proceso de reordenación de las líneas de autobús y otros cambios en el servicio.

Comentarios