miércoles 2/12/20

El colectivo El Fortín impulsa una oficina especializada en atender a los maltratados psicológicos

Las mujeres y hombres maltratados tendrán un nuevo lugar al que acudir para solucionar sus dudas o dar un paso adelante para cambiar su futuro desde el lunes. La Asociación El Fortín
inauguró ayer una oficina de información a este colectivo en el número 40 de la avenida de los Caídos, en la entreplanta para preservar “la intimidad”.

Las nuevas instalaciones abrirán el lunes	javier alborés
Las nuevas instalaciones abrirán el lunes javier alborés

Las mujeres y hombres maltratados tendrán un nuevo lugar al que acudir para solucionar sus dudas o dar un paso adelante para cambiar su futuro desde el lunes. La Asociación El Fortín
inauguró ayer una oficina de información a este colectivo en el número 40 de la avenida de los Caídos, en la entreplanta para preservar “la intimidad”. El objetivo de la organización es atender a todas las personas afectadas por esta lacra si bien se acogerá con mayor especialización a los maltratados de carácter psicológico, al considerar que estos están faltos de lugares a los que acudir.
La “primera oficina que se abre en Galicia” de este tipo se dedicará a informar y a tratar a las personas afectadas. “Esta iniciativa nace porque nos consta que muchas mujeres y hombres maltratados psicológicamente en casa no tienen a dónde acudir porque el 016 o la Policía se centran más en el ámbito de las agresiones”, explica el secretario de la asociación, José Antonio Parada.
No obstante, también estarán abiertos a coruñeses que sufran el segundo caso e incluso a padres que padezcan agresiones por parte de sus hijos. Según Parada, una trabajadora social se encargará de valorar los distintos casos que lleguen a El Fortín –que también gestiona una casa de acogida, cuya ubicación es secreta, desde 2008– para derivarlos a distintos profesionales. El horario de atención será de lunes a viernes de 10.00 a 13.30 horas y de 17.00 a 20.00 horas.
“Tenemos abogados, médicos, enfermera, ambulancias, psicólogos, psiquiatra... para adaptarnos a cada situación”, comenta el representante, al tiempo que asegura que las sesiones serán gratuitas siempre que el caso y el problema sea considerado real.
“Puede que no arreglemos todo el problema pero sí ayudaremos porque hay mucha gente que no se atreve a dar el paso y aquí puede venir a informarse”, añade. Ahora mismo tienen pendientes dos juicios para cooperar con dos hombres a los que sus parejas golpearon.
Para evitar que se llegue a este extremo, casi a contrarreloj han llegado a un acuerdo con la academia Índigo Taichi para que enseñe nociones de defensa personal a sus usuarios. Asimismo agradecen mucho la colaboración de la ciudadanía y, sobre todo, de María Caeiro, que ha sido un apoyo importante para que el proyecto saliera adelante. Según critican, no han contado con ningún apoyo de las administraciones públicas. n

Comentarios