Domingo 24.03.2019

Cierre Alcoa: este es el nuevo balón de oxigeno para los próximos 6 meses

Alcoa estaría dispuesta a mantener en condiciones las series de electrolisis de las factorías de A Coruña y Avilés para que se pudiera reiniciar la actividad en ellas si surge un inversor.

Manifestación trabajadores Alcoa frente a la Xunta en Santiago de Compostela. Archivo
Manifestación trabajadores Alcoa frente a la Xunta en Santiago de Compostela. Archivo

Para ello es imprescindible que los trabajadores, cuya participación es necesaria en el proceso, estén de acuerdo. 

Fuentes de la empresa han indicado que el mantenimiento de las instalaciones en condiciones óptimas para el reinicio, en caso de que aparezca un inversor para esas plantas que Alcoa quiere cerrar, es una de las peticiones que le ha hecho el Gobierno durante la reunión celebrada ayer que se prolongó de noche.

Para poder mantener operativa la planta, Alcoa estaría dispuesta a llevar a cabo un apagado de las series de electrolisis de estas factorías de aluminio para que queden en condiciones óptimas para reanudar la actividad industrial, pero para dichas operaciones se necesita la cooperación de los trabajadores, según han indicado las mismas fuentes.

Un apagado abrupto de las series de electrolisis haría que solidificaran las cubas y el metal se quedaría duro dentro, con lo cual no se podrían reanudar la actividad.

No obstante, han insistido que para que el apagado sea controlado es necesario llegar a un acuerdo con los trabajadores, con cuyos representantes se reúne de nuevo esta tarde la dirección dentro del periodo de consultas sobre el expediente de despido de trabajadores planteado por Alcoa para la totalidad de las plantillas de las dos fábricas, que emplean a 686 trabajadores.

El mantenimiento de las instalaciones para que puedan volver a ser operativas es algo que ya se hizo en la planta del fabricante de aerogeneradores Vestas en Villadangos del Páramo (León), aunque en el caso de las plantas de aluminio tiene una mayor complejidad.

Respecto a las peticiones del Gobierno de paralizar el expediente de despidos anunciado en octubre por Alcoa para esas dos factorías y alargar seis meses más las negociaciones, las mismas fuentes sólo han manifestado que en la reunión de ayer, en la que participaron representantes de la empresa, del Gobierno central, sindicatos y los consejeros de Industria de Asturias y Galicia, se expusieron diferentes ideas y los dirigentes de Alcoa las escucharon.

Comentarios