viernes 30/10/20

Cientos de personas participan en la carrera solidaria de Estrella Galicia por el polígono de A Grela

Varios cientos de corredores llenaron de actividad el polígono comercial de A Grela en la mañana de ayer por una causa benéfica. Estos participaron en una carrera solidaria organizada por el voluntariado de la Corporación Hijos de Rivera

Varios cientos de corredores llenaron de actividad el polígono comercial de A Grela en la mañana de ayer por una causa benéfica. Estos participaron en una carrera solidaria organizada por el voluntariado de la Corporación Hijos de Rivera con el apoyo de la ONG A.I.R.E –de los bomberos– y la Asociación de Empresarios de A Grela a favor del Banco de Alimentos Rías Altas. El certamen tuvo una participación muy amplia en la que hubo corredores de todo tipo, incluso mascotas.
La Policía Local y miembros de Protección Civil cercaron el polígono desde bien temprano, pues los Cinco Kilómetros Solidarios tenían el trazado por las calles interiores del parque empresarial y comercial. Hubo que llegar antes porque una vez se cerraron los accesos, este peculiar barrio permaneció cercado y casi infranqueable. De hecho, se dieron situaciones tan curiosas como ver a los vehículos circulando en los dos sentidos únicamente por los carriles de la avenida de Finisterre que normalmente están destinados a salir de la ciudad.
El arranque desde la fábrica de la Corporación Hijos de Rivera a las 11.00 horas fue multitudinario, mientras que para la llegada al mismo lugar se destacaron algunos corredores. En concreto, los dorsales 64, 1041 y 799 fueron los primeros en llegar, ganando así la prueba, que en años anteriores se había celebrado en Arteixo.
El cambio de ubicación sirvió para incrementar el número de inscripciones y, por tanto, la cantidad de dinero ingresado para que el Banco de Alimentos Rías Altas pueda hacer frente a sus compromisos, tanto de carácter alimentario como a las facturas derivadas de las naves en las que presta sus servicios.

Sesión completa
Aunque todavía no se han dado cifras concretas, lo cierto es que la celebración –que contó con una veintena de voluntarios de Hijos de Rivera y colaboradores de otras empresas del polígono– parece haber sido todo un éxito. Incluso hubo mucha gente que se quedó a disfrutar de la master class de zumba o acudió con sus animales de compañía.
Prueba de la implicación de los empresarios fue que, además de la camiseta y el dorsal, los corredores se llevaron una bolsa con productos de regalo donados por distintos negocios radicados en todo el entorno.
En cada bolsa repartida por gente de la organización y de la entidad beneficiaria pudieron encontrarse con diversos productos de avituallamiento, como barritas de cereales, galletas de espelta, fruta, agua... Además se invitó a una cerveza sin alcohol a todo aquel que se acercó a la barra montada en el interior del complejo industrial.
Los artífices de ese premio a los coruñeses solidarios fueron Frutas Prado, Frutas Esther, Cafés Siboney, Horno Sanbrandán (Ipasa), Marineda City, Vegalsa-Eroski, Gadisa, Corgal Automóviles y Mieles Anta su solidaridad. Incluso se animaron a dar apoyo empresas con medios audiovisuales. Ahora el objetivo es que la carrera se convierta en una más del calendario deportivo coruñés.

Comentarios