martes 29/9/20

El Chuac vuelve a atender pacientes de Covid-19 en la UCI dos meses después

El brote surgido en Meicende avanza “favorablemente” con solo dos nuevos contagios, según confirmó el Sergas
El Chuac vuelve a atender pacientes de Covid-19 en la UCI dos meses después

El Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac) registró ayer un paciente en la Unidad de Cuidados Intensivos, más de 70 días después del alta del último enfermo grave de coronavirus en la UCI.

Según las fuentes sanitarias, el área de A Coruña y Cee cuenta actualmente con 150 positivos, siete más que en la jornada anterior, dos de los cuales corresponden al brote relacionado con un gimnasio en Meicende (Arteixo). Los ingresados son nueve, ocho de ellos en planta en el Chuac.

Esta ramificación asciende a un total de 49 positivos tras sumar dos nuevos casos ayer, informó el Servicio Galego de Saúde (Sergas).

Para el control del brote y sus ramificaciones, el área sanitaria de A Coruña y Cee realizó en el día de ayer 350 pruebas PCR. Desde el Sergas aseguran que el brote “evoluciona favorablemente” al contabilizar “solo” dos nuevos casos en los últimos dos días, ya que en las pasadas jornadas venía registrando en torno a ocho positivos diarios. Se trata del segundo brote de mayor importancia detectado en Galicia después del de A Mariña (Lugo), que ya registra menos casos positivos que el de Meicende. El Sergas continúa haciendo seguimiento de los contactos en relación a esta escuela de lucha, que suspendió todas sus clases.

A este gimnasio de Arteixo acudían el portero de un pub de Santa Cruz, en Oleiros, y el vigilante de seguridad del centro cívico de Monte Alto, que dieron positivo en coronavirus.

Cierre de Terreo

Además, el restaurante Terreo Cocina Casual cerró sus puertas ayer y así permanecerá hasta el día 17, después de que uno de los camareros diese positivo en coronavirus.

La persona afectada, que permanece asintomática, decidió hacerse la prueba el sábado al enterarse de que un amigo suyo, con el que había tenido contacto, estaba contagiado.

La propietaria del local, situado en la calle de San Andrés, se enteró el lunes de la noticia y decidió no abrir el establecimiento. Además, todos los empleados, un total de seis, permanecen en cuarentena en sus casas tras ponerse en contacto con Sanidade.

“Decidimos cerrar por nuestro bienestar y el de todos los clientes”, cuenta la dueña, Ana Señorís, que puntualiza que recientemente el camarero “no tuvo contacto con ningún cliente”, ya que los domingos y los lunes no abren el restaurante.

En instalaciones como el complejo deportivo de Acea de Ama (Culleredo) ya se han implantado nuevos protocolos como el uso de mascarilla en la zona de musculación y estiramientos del gimnasio, después de producirse el brote del local de Meicende.

Además, la sala Inn Club, ubicada en Los Cantones Village, anunció ayer su cierre temporal por “responsabilidad”, al comprobar que los usuarios del local incumplen reiteradamente los protocolos de seguridad.

Comentarios