miércoles 21/10/20

Un choque múltiple provoca fuertes retenciones en Alfonso Molina

No hubo heridos que lamentar, pero el accidente que se registró pasada las dos y media de la tarde en Alfonso Molina, un alcance múltiple con tres vehículos implicados a escasos metros de la rotonda de A Pasaxe

La Guardia Civil redactó un atestado del alcance múltiple | javier alborés
La Guardia Civil redactó un atestado del alcance múltiple | javier alborés

No hubo heridos que lamentar, pero el accidente que se registró pasada las dos y media de la tarde en Alfonso Molina, un alcance múltiple con tres vehículos implicados a escasos metros de la rotonda de A Pasaxe, provocó un embotellamiento que llegó hasta Carrefour. Al lugar de los hechos llegaron efectivos de la Policía Local, así como de la agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, que se encargaron de dirigir el tráfico, que era muy denso debido a que era plena hora punta. Solo a partir de las tres de la tarde, la circulación se normalizó
El siniestro se registró a la altura de Bellolar Residencial, pasado el desvío de Vilaboa. En ese momento, el tráfico era muy denso a medida que los coches se acercaban al puente de A Pasaxe. y se veían obligados a frenar. El coche que iba delante, un Audi 1.9 STDI frenó cuando circulaba por el carril de la derecha. El Smart que circulaba detrás de él pisó el freno, pero no así el camión frigorífico que le seguía, que golpeó con fuerza el pequeño vehículo. El impacto destrozó las defensas traseras del Smart e hizo saltar en añicos la luna trasera.
Los tres vehículos quedaron detenidos en el mismo carril, lo que formó un cuello de botella, dado que en ese tramo la AC-11 solo cuenta con dos carriles, más el de incorporación desde Vilaboa.
 

Avisos a los conductores
Los conductores salieron ilesos de los coches mientras el embotellamiento empeoraba. En la sala de pantallas del 092 trataban de advertir a los conductores a través de los paneles luminosos de lo que estaba ocurriendo, pero pocos se desviaron de su ruta, de manera que las colas de vehículos comenzaron a alargarse rápidamente.
Los coches permanecieron sobre el carril hasta que llegaron los primeros agentes de Tráfico. Tras comprobar que no había heridos. Aunque el camión perdía líquido a consecuencia del impacto, podía circular, igual que el Smart y el Audi, que había salido prácticamente sin daños del golpe que le había dado por detrás el otro vehículo, mucho más pequeño.
Así que los tres conductores, siguiendo las indicaciones de los motoristas de la Policía Local y del Instituto Armado, arrancaron sus vehículos y aparcaron en el andén derecho. Una vez allí, la guardia Civil se hizo cargo del incidente y redactó el atestado junto con los implicados.

Comentarios