miércoles 2/12/20

Cerca de 130 personas afectadas de Parkinson perderán su local social en menos de cuatro meses

Los cerca de 130 personas afectadas de Parkinson que constituyen la asociación coruñesa están preocupadas. Dentro de cuatro meses expira el convenio firmado con la Fundación Hermanos Tenreiro y no saben si se verán en la calle a partir de esa fecha.

Miembros de la asociación, durante un acto	 patricia g. fraga
Miembros de la asociación, durante un acto patricia g. fraga

Los cerca de 130 personas afectadas de Parkinson que constituyen la asociación coruñesa están preocupadas. Dentro de cuatro meses expira el convenio firmado con la Fundación Hermanos Tenreiro y no saben si se verán en la calle a partir de esa fecha. De hecho, el convenio finalizó en enero, pero consiguieron una prórroga hasta julio. El Ayuntamiento trabaja para encontrar una alternativa, según la concejala de Igualdad, Rocío Fraga, pero todavía no han dado con la solución. 
Fraga trató de tranquilizar ayer a los afectados, que contemplan angustiados como pasa el tiempo, asegurando que darán primero con una solución provisional, que permita a la asociación seguir con las actividades. “Para nos é como unha segunda casa, e non queremos quedarnos sen ela”, señaló una de las afectadas. En las actuales instalaciones no solo realizan fisioterapia, logopedia y talleres de estiramientos y relajación, así como de estimulación cognitiva, sino que también se ha convertido en un local social en la que pasan gran parte del día y encontrar uno que lo sustituya será difícil. 
Sobre todo porque, aunque algunas actividades se realizan fueran de la actuales instalaciones, como la hidroterapia, para la mayoría ya está adaptado el local actual, situado en la calle Solís, y acondicionar una sala nueva precisaría de obras, lo que requiere más tiempo, de ahí que los afectados quieren saber cuánto antes cuál es la solución que plantea el Ayuntamiento a su problema. 

Provisional
La concejala de Igualdad se mostró de acuerdo con ello y señaló que el plan que pretende seguir el Ayuntamiento es encontrar un alojamiento provisional para la asociación, lo que permitirá ganar tiempo para encontrar un local definitivo. 
La respuesta dejó satisfechos a algunos afectados. Otros sin embargo, temen que la localización provisional acabe siendo la definitiva.

Comentarios