lunes 18.11.2019

Un centenar de marineros exigen sus pensiones legales a Noruega

Alrededor de un centenar de marineros se concetraron ayer para reclamar el cobro de sus pensiones por el trabajo realizado durante casi cinco décadas en Noruega y continúan así su calendario de movilizaciones.

Los marinos se manifestaron ante el consulado noruego       javier alborés
Los marinos se manifestaron ante el consulado noruego javier alborés

Alrededor de un centenar de marineros se concetraron ayer para reclamar el cobro de sus pensiones por el trabajo realizado durante casi cinco décadas en Noruega y continúan así su calendario de movilizaciones.
La asociación que agrupa a marineros que trabajaron en Noruega a lo largo de 46 años, Long Hope, organizó una nueva protesta primero ante el consulado del país nórdico en A Coruña y posteriormente ante la Delegación del Gobierno en Galicia.
Alberto Paz, que es portavoz de Long Hope, detalló que lo que reclaman son los “derechos sociales” que les fueron retirados después de trabajar “en flota mercante noruega desde 1948 hasta 1994”.
Lo que ocurrió fue que en su día fueron “residentes fiscales obligatorios” en el país escandinavo, aunque tenían “prohibido por ley aportar Seguridad Social noruega”, por lo que tributaron allí durante casi medio siglo en concepto de IRPF.
Descubrieron la problemática “cuando la gente empezó a jubilarse” y se dieron cuenta de que no tenían derecho a ninguna pensión, por lo que su largo periodo de tributación ahora no sirve para nada.
Reclaman, por tanto, que Noruega les abone las pensiones como extrabajadores en el país o que, por el contrario, les devuelva todo lo que aportaron en concepto de IRPF, pues consideran que fueron cantidades cobradas de manera indebida.
Es una problemática que afecta a en torno a diez mil personas que ya anunciaron que acudirán al Tribunal de Derechos Humanos para denunciar lo ocurrido. 
Cifran 525 millones el total que el Gobierno noruego les cobró a unos 8.000 marineros entre 1948 y 1994, cuando entró el vigor el Tratado de Libre Comercio y se regularizó la situación.
Alberto Paz admite haber estado en Madrid, en el archivo de Alcalá de Henares y haber recuperado documentos sobre las actuaciones de Noruega.

Comentarios