sábado 07.12.2019

Casi la mitad del parque móvil de la ciudad tiene más de diez años de antigüedad

El número de vehículos matriculados apenas descendió, ni siquiera 
durante la crisis
Los coches siguen siendo uno de los métodos preferidos de desplazamiento | quintana
Los coches siguen siendo uno de los métodos preferidos de desplazamiento | quintana

En los últimos años, la población coruñesa no es lo único que ha envejecido paulatinamente. También los coches en los que se mueven los coruñeses acumulan más años, además de kilómetros.  Según las estadísticas municipales; los coruñeses nunca renunciaron a su vehículo, ni siquiera durante los momentos más duros de la crisis. Simplemente, alargaron su vida útil, sin comprar otro nuevo. El resultado es que, a día de hoy, el 47% del parque móvil coruñés, compuesto por cerca de 147.000 vehículos, tiene más de diez años de antigüedad.  

A día de hoy, solo el 23,37% de los vehículos, ya sean turismos, camiones, furgonetas o turismos, son nuevos. Es decir, que tienen menos de cuatro años. El 29% tiene entre cuatro y diez años, lo que se considera razonable. En cuanto al 47%, de esta fracción, un 3,45% tienen más de 25 años, lo que significa que ya no tienen que pagar impuestos de circulación puesto que se consideran históricos.

No solo los coches en  A Coruña son cada vez más antiguos, sino que cada vez hay más. Ni siquiera durante la peor de la crisis económica los coruñeses abandonaron sus vehículos. Por el contrario, decidieron no sustituirlos por otros nuevos. Ahora que ha pasado lo peor de la crisis económica, el número de vehículos volvió a crecer, aunque muy ligeramente, hasta llegar a los 147.000 actuales.  “No se ha incrementado notablemente, pero si se ha sostenido”, señalan fuentes de la Policía Local.

No es que sea un problema exclusivo de A Coruña: el parque móvil gallego también envejece de forma progresiva y lo mismo ocurre incluso a nivel nacional:  España es el país con el parque de automóviles más anticuado en comparación con el resto de principales mercados europeos: Alemania, Francia, Italia y Reino Unido.

Seguridad y ecología

Pero el envejecimiento del parque móvil es importante por dos motivos: el primero, que los coches viejos son menos seguros, puesto que sus sistemas de seguridad ya sean activos o pasivos, son peores, y además, se estropean con el tiempo. Hay que recordar que el nivel de accidentes de tráfico creció en el último año, aunque oscila de ejercicio en ejercicio, sin una progresión clara.

Otro punto importante es la contaminación: puesto que los vehículos más antiguos producen más gases de efecto invernadero. Un informe firmado por Ramón Varela publicado recientemente por la Asociación para a Defensa Ecolóxica de Galicia (Adega) a partir de datos recogidos de las estaciones de Meteogalicia señala que en la ciudad herculina se captaron los niveles más altos de partículas contaminantes. El máximo recogido en 2018 es de 21 microgramos por metro cúbico. Fue recogido en enero en la estación de la Torre de Hércules. Es el valor más alto detectado en ninguna de las estaciones situadas en ciudades gallegas el año pasado

Los valores oscilaron mucho durante el año pasado, la media anual es de 15 en la estación de Riazor y de 14 en la de la Torre de Hércules. En los dos los casos, sobrepasa el valor recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que es de 10 microgramos por metro cúbico.  

Manuel Soto, de la oficina de Medio Ambiente de la Universidad, señaló que existen distintos aspectos del problema, pero recalcó la importancia de reducir la dependencia del vehículo privado en favor de otros medios de movilidad más sostenibles: “De momento non houbo reducción. O transporte público está estabi lizado, a bicicleta teñe infraestructura pero está dispersa” .

Comentarios