miércoles 21/10/20

Casi la mitad de las coruñesas que deciden ser madres en la actualidad no están casadas

Los cambios sociales a nivel familiar y de acceso de la mujer al mundo laboral que se han producido en el país en los últimos años se han dejado notar en la realidad coruñesa aunque en muchas ocasiones

Las coruñesas deciden ser madres a una edad más elevada | quintana
Las coruñesas deciden ser madres a una edad más elevada | quintana

Los cambios sociales a nivel familiar y de acceso de la mujer al mundo laboral que se han producido en el país en los últimos años se han dejado notar en la realidad coruñesa aunque en muchas ocasiones se afirme que a Galicia los nuevos ciclos llegan con retraso. Un reciente informe del Instituto Galego de Estatística (IGE) muestra cómo en la actualidad cerca de la mitad de las vecinas de A Coruña que deciden ser madres tienen a sus hijos sin necesidad de casarse. En paralelo, también ha ido aumentando la edad a la que se da el paso de tener al primer descendiente.
La evolución ha sido sorprendente. En quince años las prioridades femeninas han cambiado de tal manera que si allá por 2001, solo el 19,2% de las mujeres que se convertían en progenitoras estaban solteras, hoy esa cifra se eleva hasta el 43,79% del total de nuevas madres que se registran en el municipio.
Un informe del IGE que hace referencia a datos de 2015 –los últimos publicados hasta el momento– muestra con estadísticas que la sociedad ha evolucionado hacia otro modelo de familia completamente diferente al del inicio de la década de 2000.
El porcentaje fue creciendo poco a poco hasta que, en 2008, coincidiendo con el inicio de la recesión económica comenzó un ascenso imparable de las madres solteras. El 32,27% que se registró en aquel año fue subiendo de forma notable, con crecimientos de tres puntos en un año, hasta llegar al 43,79%. Eso no quiere decir que las coruñesas no cuenten con una pareja para criar a sus pequeños.

Al menos tres modelos
Los estadistas no distinguen las distintas circunstancias de cada persona, pero lo cierto es que dentro de ese casi 44% de las vecinas que dan a luz sin haber formalizado una unión –ya sea con un matrimonio civil o religioso– hay al menos hasta tres variables que se podrían contemplar. Con los nuevos modelos de familia que se han instaurado en la sociedad española, una buena parte de los números representan a las que se califica como monoparentales, en las que las coruñesas han recurrido a un donante anónimo.
Junto a esta opción, en alza, también ha aumentado en los últimos años la de las muchas parejas de novios, que sin necesidad de firmar ningún papel, afrontan la experiencia de la paternidad. Por último, dentro de esa denominación de madres solteras estarían aquellas que no están casadas pero sí cuentan con una unión en el registro de parejas de hecho.

Comentarios