Martes 18.06.2019

Casi 30.000 hogares coruñeses sobreviven cada mes solo con prestaciones y en otros 6.500 las ayudas son la mitad de los ingresos

El 15,76% de los vecinos está en riesgo de pobreza, según un estudio del Instituto Galego de Estatística.

La Cocina Económica es una de las instituciones solidarias que más ha notado el repunte | javier alborés
La Cocina Económica es una de las instituciones solidarias que más ha notado el repunte | javier alborés

Los coruñeses no están pasando por su mejor momento a nivel económico, como se puede sustraer por ejemplo de las afirmaciones del sector comercial sobre la profunda contención del consumo que dificulta su supervivencia. No obstante, ahora esa teoría se puede corroborar con datos objetivos puesto que según la Enquisa estrutural a fogares realizada por el Instituto Galego de Estatística (IGE) y publicada estos días, casi 30.000 hogares estarían sobreviviendo sin un salario, tan solo a través de prestaciones y ayudas de diverso tipo sin entrar a valorar las cuantías. Además, otro importante número  de familias tiene que compatibilizar las aportaciones públicas con el sueldo de uno o varios de sus miembros porque de lo contrario no serían capaces de llegar a fin de mes con dinero para comer o hacer frente a las facturas. 

Más de 29.000 unidades familiares del municipio viven únicamente gracias a los ingresos por prestaciones, una cifra que se ha incrementado un 11% en tan solo un año. La estadística se refiere a 2017, el último año analizado por el Instituto Galego de Estatística (IGE) en su estudio sobre los hogares, en el que revelan que la necesidad fue a más entre 2016 y 2017 a pesar de que en muchos ámbitos políticos se hablaba ya de recuperación económica. 

Sin embargo, si en 2008, cuando comenzaba la recesión, solo 21.623 casas –entendidas como familias– dependían al 100% de ayudas, se llamen paro, Risga u otro tipo de subvenciones, a estas alturas se acercan a las 30.000. Entre las grandes urbes de Galicia, la cifra solo ha sido superada por la ciudad de Vigo que roza las 32.000 familias en esta misma situación, si bien hay que tener en cuenta que el número de hogares (112.135), es mayor, por lo que el porcentaje (28%) de familias dependientes por completo de ayudas es menor que en A Coruña. 

Pro si fuera poco revelador este dato, aquí, además, hay  4.866 hogares estarían a expensas de recibir más de un 75% del dinero con el que sobreviven por pagos no vinculados a un salario reglado y otras 6.432 dependerían al 50% de estos ingresos para poder salir adelante compatibilizándolos con uno o varios sueldos. Esto significa que, atendiendo al estudio del IGE, el 39% de los hogares coruñeses (de los 103.783 que tiene), una cifra que no está tan lejos de la mitad, dependen hoy en día de algún tipo de prestación porque no entra ningún sueldo o porque el que lo hace es insuficiente para poder comer y pagar los gastos básicos. 

Subida acelerada
En este contexto, no es de extrañar que los analistas sitúen en un 15,76% la tasa de personas en riesgo de pobreza, un dato que se refiere según explican desde el IGE “á porcentaxe de persoas cun ingreso equivalente inferior oao limiar de risco de pobreza en Galicia”. Este se establece en el 60% de la media de ingresos. Si bien es cierto que las cifras son más elevadas en Lugo (20,18%), Pontevedra (16,50%) y Ourense (16,50%), el porcentaje se ha incrementado mucho en los últimos ejercicios. 

Sin ir más lejos, subió un punto de 2015 a 2016 y entre este último ejercicio y 2017 los efectos de la crisis se hicieron mucho más visibles con una subida de más de cuatro puntos porcentuales. 

El balance es todavía más negativo si se tienen en cuenta los parámetros de pobreza o riesgo de exclusión social que marca la Estrategia Europa 2020, pues en ese caso A Coruña tendría a más de un 21% de sus residentes sometidos a esas dificultades. 
En este caso, además de tener en cuenta la media de ingresos, el plan analiza la “carencia material severa” y aquellas personas de 0 a 59 años que viven en núcleos familiares en los que no hay ingresos por actividad laboral o si los hay, son de baja intensidad. El ayuntamiento ocuparía la cuarta posición del ranking de ciudades de la comunidad gallega, por detrás de Lugo, Pontevedra y Ferrol. 

Ante la encuesta realizada por los técnicos, 11.366 hogares reconocen llegar a fin de mes con mucha dificultad, otros 30.300 lo hacen con problemas, mientras que los 62.124 restantes finalizan ese período con facilidad.

Comentarios