sábado 24.08.2019

Casi 120 jubilados de Matogrande se sienten alarmados por una subida del alquiler del 33%

La renta media pasa a rondar los 415 euros, lo que para muchos pensionistas es demasiado caro
Los apartamentos Esvida se hallan junto a la residencia para la Tercera Edad | pedro puig
Los apartamentos Esvida se hallan junto a la residencia para la Tercera Edad | pedro puig

Los más de cien inquilinos (118)del número 2-4 de Federico García, los apartamentos Esvida, viven preocupados ante el anuncio de que les subirán el alquiler cuando renueven su contrato. La subida media está entre 80 y casi 100 euros, de la manera que el alquiler rondará los 415 euros. Pero la mayoría supera los ochenta años de edad, y son muchos los que superan los noventa así que son pensionistas, algunos con ingresos humildes, y temen verse incapaces de pagar el nuevo alquiler. Desde la gestoría Gosende, que se ocupa de la propiedad desde que al adquirió su actual dueño, la inmobiliaria Capitalia, de Lugo, confirman la subida, pero aseguran que se están buscando opciones para evitar situaciones indeseables.

La renta se encarecerá caso por caso, conforme vayan renovando el contrato, de manera que en Gosende no creen que todos los inquilinos paguen la subida hasta el 2021. “Más que el alquiler, lo que sube es el gasto de comunidad que no se había cambiado desde 2003, y también el IBI”, señalan desde Gosende. El precio, afirman, está por debajo de la media y recuerdan que los gastos están centralizados, así que no se paga un mínimo, únicamente lo que se gasta. “Si no consumes nada, el gasto es cero”, aseguran.

Soluciones

Por otro lado, reconocen que se les ha incrementado “bastante” pero por el momento nadie se ha visto obligado a marcharse: “En este edificio la gente se va cuando fallece. El último que se fue, lo hizo para ingresar en la residencia, con 99 años. Alguno ha tenido que recurrir a que les paguen los hijos o algo así pero, de momento, problemas económicos no hemos tenido ninguno”. Tanto desde la gestoría como desde la inmobiliaria aseguran que son comprensivos con las dificultades propias de personas mayores y están buscando soluciones.

Una inquilina, específicamente, por su baja renta, confesó que no podía afrontar la subida por tener una pensión no contributiva, así que desde la gestoría se llevó a cabo una reducción de la renta a cambio de la plaza de garaje (cada piso tiene una, así como un trastero) que no utilizaba. “Se hizo un contrato específico para que esa persona no tuviera que moverse”, alegan desde Gosende. Esta solución nunca se había empleado, pero existen “tres o cuatro casos más” y Capitalia ya ha preaprobado la misma medida para dos más. Es más, alegan que redunda en su interés que la situación continúe como hasta ahora, así que no quieren expulsar a los pensionistas con su subida de alquiler. “Se sube la renta, no lo negamos, pero nadie intenta que se vayan del edificio. Allí nunca ha habido impagos. Como edificio es una maravilla”, asegura la gestoría. Para los jubilados es un inmueble cómodo, sin barreras arquitectónicas, con pasillos anchos, zonas para leer. En general, un edificio pensado para la gente mayor. La media de edad es entre 82 y 83 años.

Gosende administra el edificio desde 2004 y allí consideran que parte de la alarma se debe al desconocimiento de los inquilinos, porque ellos han informado a todos los que les han llamado. Pero fue la asociación de vecinos de Matogrande la que dio la voz de alarma. Achacan el aumento del alquiler a la finalización de la subvención de la Xunta y piden garantías de continuidad para los mayores.

Comentarios