Lunes 20.05.2019

Casco abre un servicio 24 horas de atención a la diversidad sexual

Copiando el modelo Check Point de Barcelona, el Comité Anti Sida Coruña (Casco) comenzó este mes a ofrecer el programa Sex Point, un centro de atención sexoafectiva para toda la población

El colectivo irá hasta centros de reunión juveniles y a botellones | patricia g. fraga
El colectivo irá hasta centros de reunión juveniles y a botellones | patricia g. fraga

Copiando el modelo Check Point de Barcelona, el Comité Anti Sida Coruña (Casco) comenzó este mes a ofrecer el programa Sex Point, un centro de atención sexoafectiva para toda la población, pero dirigido especialmente al colectivo Lgtbqi. Aunque funciona de manera presencial de lunes a viernes, de 10.00 a 18.00 horas, la asistencia traspasa las puertas del local de Padre Sarmiento, 24 para ofrecer la opción de comunicar con ellos a través de www.sexpointcasco.com o sexpointcasco.blogspot.com y por Whatsapp las 24 horas.
La iniciativa incluye la elaboración de talleres educativos que se darán en prisiones, centros escolares y diversos colectivos para trabajar también con los padres, además de los profesores. El nuevo servicio se despacha con visitas, consultas urgentes o la realización de las pruebas de detección del VIH, algo que ya llevan haciendo desde hace tiempo, pero que es necesario que se sepa porque los diagnósticos son cada vez más tardíos y el virus se detecta en personas de 40 o 50 años.
Por otro lado, ser escuchado es quizá lo más importante porque en Casco reciben a personas que reciben una presión social y de sus propios familiares difícil de soportar. De momento, cuenta la representante Sonia Valbuena no han tenido casos de bullying o de acoso, pero por el local pasaron ya víctimas de una sociedad a la que le cuesta aceptar la diversidad. Ellos aportan su enfoque, proponen soluciones y mediación, así como la puesta en escena de un psicólogo por si la discriminación llega a provocar estrés.

Zonas rurales
También colaboran con ALAS en el Observatorio para tratar cualquier agresión homófoba y la idea es llevar este mensaje a las zonas rurales, que no disponen de tantas facilidades: “Es importante que tengan acceso on line para informarse o consultar cualquier duda”. Llegarán a ellos en forma de talleres y por vía Skype.
Sex Point está apoyado por Sogaisida (Sociedad Galega Interdisciplinar del sida), un colectivo del que forman parte médicos y enfermeras.
El programa cuenta con financiación de la Consellería de Sanidade y en los próximos meses tienen pensado transmitir la misiva a centros juvenil, incluso en los botellones. Para que nadie juzgue al que tiene a su lado y entiendan que la identidad sexual no es a o b, Casco sale a la calle.

Comentarios