miércoles 5/8/20

El carril bici del Paseo Marítimo registró dos siniestros con heridos en dos días

El buen tiempo invita a respirar el aire libre, y uno de los lugares favoritos de los coruñeses para hacerlo es el Paseo Marítimo, donde conviven tanto peatones como ciclistas, aunque no siempre en armonía: en dos días se han registrado otros tantos

Los ciclistas y los peatones comparte el Paseo Marítimo dado que circulan al mismo nivel | pedro puig
Los ciclistas y los peatones comparte el Paseo Marítimo dado que circulan al mismo nivel | pedro puig

El buen tiempo invita a respirar el aire libre, y uno de los lugares favoritos de los coruñeses para hacerlo es el Paseo Marítimo, donde conviven tanto peatones como ciclistas, aunque no siempre en armonía: en dos días se han registrado otros tantos accidentes con heridos leves en el carril bici, lo que pone el acento sobre la necesidad de extremar las precauciones entre dos formas de movilidad que conviven incluso más estrechamente que con los coches.
El primer accidente registrado tuvo lugar a las cinco de la tarde del martes a la altura de la calle Veramar. Una menor, de unos quince años, según fuentes policiales, se hallaba sobre él cuando fue alcanzada por una bicicleta. Al manillar se encontraba J.M.H.V., de 43 años, que cayó al suelo también a resultas del impacto. En realidad, sus heridas resultaron más graves que las de la adolescente, puesto que tuvo que ser trasladado por una ambulancia del 061 al Hospital Modelo mientras que a la menor se la atendió en el lugar de los hechos.
El siguiente tuvo lugar ayer a las 12.35 horas, prácticamente en el extremo opuesto del Paseo Marítimo, en San Roque de Afuera. Como en la anterior accidente, el siniestro se produjo sobre el carril bici. El ciclista, un hombre de 60 años, al que la Policía Local identificó con las iniciales C.A.R.V., alcanzó a un jubilado, de 73 años, que se cayó al suelo. Ambos sufrieron varias heridas de carácter leve y fueron trasladados por una ambulancia del 061 al Complejo Hospitalario Universitario (Chuac).
Más que autobuses
En los últimos años, el número de siniestros en los que se ha visto implicada una bicicleta, ya sea atropellos o colisiones, se ha mantenido bastante estable. Según los datos de la Policía Local, en 2014 Atestados registró 34 de estos siniestros, y el año pasado eran 26. En todo caso, ya son más que los accidentes en los que se vio implicado un autobús (22) o incluso ciclomotores (24).
Desde la asociación Mobi-liza, Fran García, su portavoz, señala que en verano la bicicleta se usa mucho más, pero también hay más gente que anda por el Paseo “pensando que todo es acera como era antes”. Pero García no carga toda la responsabilidad sobre los hombros de los peatones y reconoce que el carril bici del Paseo Marítimo fue mal construido en origen. “No hay una separación física entre el carril bici, debería haber una elevación del terreno de cinco centímetros para separar un sitio de otro”. Además, la pintura es bastante parecida al resto de la acera. “Entiendo que la gente se despista y eso puede llegar a producir un accidente”, señala el portavoz de la asociación por la movilidad sostenible.
Hay que señalar que en muchas ocasiones, es el ciclista el que sale peor parado. “Porque el ciclista suele ser el que ve al peatón, frena bruscamente para tratar de esquivarlo y se cae con su bici”, explica García.
Más que los autobuses
Además, el carril bici debería situarse al mismo nivel que la calzada, puesto que la bicicleta es de hecho un vehículo. En el caso del Paseo Marítimo, no es posible, pero se podrían poner adoquines para establecer una separación.
Otra sugerencia podría ser pintarlo de un color más llamativo. “Rojo, por ejemplo que es como suelen ser, para que haya una clara diferenciación”, apunta. Y por supuesto, una salida y entrada claras para el carril. Criterios todos que se están siguiendo en las nuevas redes ciclables. l

Comentarios