viernes 23/10/20

Carricanta inicia la recogida de productos para su feria navideña

La Escuela Infantil Carricanta ha inaugurado un año más el período de recogida de donaciones para su tradicional mercadillo de Navidad, en el que la recaudación .

Público en el mercadillo del año pasado	archivo ec
Público en el mercadillo del año pasado archivo ec

La Escuela Infantil Carricanta ha inaugurado un año más el período de recogida de donaciones para su tradicional mercadillo de Navidad, en el que la recaudación se destina a los proyectos de la ONG Tierra de Hombres. La directora del centro invita a todos los coruñeses a aportar productos que ya no utilizan para la feria del 19 de diciembre y anuncia que esta misma semana se pondrán a la venta las rifas para el sorteo paralelo.
En la última semana las redes sociales del mercadillo de Carricanta echan humo pues las profesoras del centro infantil están moviendo el evento que se celebrará el sábado anterior a la Nochebuena de 10.30 a 14.00 horas. La intención es conseguir la mayor cantidad de productos desde estos días para ofrecer una mayor variedad a los clientes y contribuir a la causa de Tierra de Hombres. 
“Las cosas que no nos sirven le pueden servir a otras personas”, destaca la directora, Mercedes López, para animar a la ciudadanía a participar. Asegura que tras varios años de celebración, el mercado sobrepasa el barrio. 
“Al principio recogíamos cosas a nivel escuela, después de barrio y ahora llega gente de toda la ciudad”, resalta López, que avisa de que están aceptando aportaciones de lunes a viernes en horario de 07.30 a 17.00 horas. “Hasta ahora nos han llegado muchos libros porque se ve que el libro digital va ganando terreno”, explica sobre algunas entregas.
También tienen una pequeña parte almacenada de 2014, edición en la que sumaron más de 5.000 euros para iniciativas benéficas. Aunque no se establecen la misma meta económica, si esperan que la gente participe tanto antes como en el día concreto puesto que “normalmente hay cola antes de que abra”. 
Cuenta que admiten casi de todo –menos ropa y zapatos– y que distribuyen la mercería, la tienda de peluches, las antigüedades... por aulas. La mayoría de los precios que se establecen son simbólicos pero normalmente se descubre algún producto muy interesante, que es tasado por anticuarios. Porque Carricanta es un buen lugar para seguir la moda vintage.

Comentarios