sábado 28/11/20

La carrera por María Pita arranca en los barrios

Tras el pistoletazo de salida que supuso la pegada de carteles de la medianoche del jueves al viernes, los candidatos salieron a la calle dispuestos a convertir la carrera electoral en un recorrido por los barrios y buscar el contacto con los vecinos.

Tras el pistoletazo de salida que supuso la pegada de carteles de la medianoche del jueves al viernes, los candidatos salieron a la calle dispuestos a convertir la carrera electoral en un recorrido por los barrios y buscar el contacto con los vecinos. Pero aunque la carrera era la misma en todos los casos, el trayecto escogido fue muy diferente: el candidato del Partido Popular y todavía alcalde, Carlos Negreira, se dirigió a Los Rosales, mientras que la candidata socialista, Mar Barcón, acudió a Agra do Orzán, un barrio en el que ya estuvo recientemente. Es un semillero de votos muy importante, dado que se trata del barrio con más población de la ciudad.
Así lo entiende también Xosé Manuel Carril, porque el candidato del Bloque estuvo en esas mismas calles prometiendo humanizar el barrio con más zonas verdes. Prometió desbloquear el proyecto de transformar el parque del Observatorio y el Campo da Burra en un jardín público manteniendo al mismo tiempo el funcionamiento de la sede de Aemet, así como impulsar acuerdos con las comunidades de vecinos para estudiar el aprovechamiento de sus patios interiores. Y para reactivar la economía, un plan para alquilar los 400 bajos comerciales que permanecen vacíos hoy en día.  
Barcón y Carril coincidían así no solo en el destino del primer día de campaña, sino también en sus propuestas, porque la socialista también prometió espacios verdes a los vecinos del Agra y un plan de la reapertura de negocios cerrados, así como nuevos edificios públicos: una Casa de la Mujer y el Centro de las Inmigraciones.
En cambio, las promesas electorales de Negreira tenían un tinte claramente deportivo. El PP había levantado una carpa informativa en Los Rosales y bajo ese palio, el alcalde se comprometió esta mañana a poner en marcha la remodelación de las polideportivas de Riazor. La obra se plantea aprovechando la diferencia de cota existente entre la calle de Manuel Murguía y la avenida de la Habana para contar con un edificio de 9.350 metros cuadrados, con seis canchas y con espacios para albergar nuevas disciplinas deportivas y nuevos usos. “Vamos a transformar una instalación deportiva de los años 80, obsoleta, de 3.500 metros cuadrados y con dos canchas”, prometió Negreira.

en caravana
Por su parte, el partido Unión Coruñesa decidió empezar la campaña no  en la calle, sino con una reunión con el presidente de la Confederación de Empresarios de A Coruña, Antonio Fontenla, al que le explicó los planes económicos que tenía para la ciudad. “En especial, la revitalización del puerto y la creación de infraestructuras de ocio que permitan crear 10.000 puestos de trabajo en cinco años”, explicó el candidato, Carlos Marcos.
Mañana será el turno de acercar su proyecto al público con una caravana en el Obelisco que estará abierta a todo el que desee visitarla de una de la tarde a once de la noche. Dentro, una serie de paneles explican los planes de la formación local para impulsar la ciudad.
Ni UPyD ni Ciudadanos se echaron a la calle. Tampoco Marea Atlántica, aunque en un princpio tenía pensado hacerlo. Sin embargo, decidió suspender toda actividad tras conocerse la muerte de una mujer de 65 años en el hospital de Ourense, presuntamente asesinada por su pareja. El candidato, Xulio Ferreiro decidió protestar así contra la violencia de género.
  Ferreiro se mostró ayer a favor de que gobierne el partido más votado, sea con quien sea la formación con la que se llegue a un acuerdo pero señaló que será la ciudadanía la que decida, porque se la consultará cuando llegue el momento. Si gana él al alcaldía, se compromete también a reformar la tasa del agua porque a través del recibo del agua la gente paga la Smart City, Coruña Futura y los  salarios de los directivos de Emalcsa. Y no está dispuesto a dejarlo correr.

Comentarios