jueves 28.05.2020

Cañete advierte de que algunos hoteles optarán por cerrar todo el invierno

A Coruña será un destino vacacional costero y de playa. Al menos esa es la visión que tiene el sector hostelero de los cambios que se producirán en los alojamientos debido a la bajada de clientes.

las obras del centro de formación cuestan “dos millones  de euros”	susy suárez
las obras del centro de formación cuestan “dos millones de euros” susy suárez

A Coruña será un destino vacacional costero y de playa. Al menos esa es la visión que tiene el sector hostelero de los cambios que se producirán en los alojamientos debido a la bajada de clientes. El presidente de la Asociación de Hosteleros de A Coruña y de la Confederación de Empresarios de Hostelería de Galicia, Héctor Cañete, avisa de que algunos alojamientos piensan ya en reconvertirse en estacionales, es decir, en cerrar cuando apenas haya turistas. En el caso de los bares y restaurantes el IVA ha provocado “una caída de negocio muy grande” y se esperan clausuras si la curva de consumo no se invierte pronto.

En los últimos años resulta habitual que una vez pasado septiembre u octubre algunos establecimientos hoteleros de A Coruña cierren plantas completas o un determinado número de habitaciones para reducir los gastos ante la ausencia de clientes. Sin embargo, la crisis no remite y esto puede provocar un nuevo cambio en su modelo de negocio. Así lo vaticina el presidente de la Asociación de Hosteleros de A Coruña, Héctor Cañete, que explica que “el hospedaje está en caída libre”.

“En Santiago ya hay hoteles de temporada que cierran todo el invierno y en la ciudad se va a empezar a hacer esto”, afirma. En la práctica esta apertura estacional copiaría lo que ocurre en zonas costeras especializadas únicamente en turismo de playa, en donde los alojamientos solo abren en verano. Para Cañete está más que probado que, visto que los cierres parciales no solventan las pérdidas, “el empresario local va a optar por esta idea” para reducir costes.

"situación insostenible"

Respecto al ámbito hostelero que le toca más directamente, explica que el IVA ha sido “una piedra más en el camino” para el mantenimiento de locales y reconoce que “la situación es insostenible y si no levanta pronto muchos socios van a bajar la persiana” de forma definitiva.

“Estamos notando una caída del volumen de negocio muy grande”, justifica Cañete, que no se atreve a ofrecer datos porque se “quedaría corto”.

Comentarios