viernes 23/10/20

Cándido Barral | “Mi objetivo principal como periodista es despertar conciencias y estimular”

El periodista Cándido Barral estará este lunes en la sede de la fundación ONCE a las 20.00 horas presentando su libro “El periscopio: una mirada desde las profundidades”, una obra en la que recopila cientos de textos

Los textos recopilados por Barral en la obra tratan temas como la corrupción | patricia g. fraga
Los textos recopilados por Barral en la obra tratan temas como la corrupción | patricia g. fraga

El periodista Cándido Barral estará este lunes en la sede de la fundación ONCE a las 20.00 horas presentando su libro “El periscopio: una mirada desde las profundidades”, una obra en la que recopila cientos de textos que leyó durante años en Radio Coruña, en un pequeño espacio en el que habla cada sábado.
“Estuve analizando los textos y me pareció una idea interesante recopilar todo aquello, porque refleja la movida político-social del país en esta última temporada”. Eso sí, destaca, “desde una visión estrictamente de opinión”. En cuanto a la temática de estos textos, Barral dice que trata “una gran variedad de temas, pero sobre todo hablo de los grandes sucesos del país en los últimos tiempos”. Porque lo que hace Barra es “una valoración de la semana, entonces escojo la cuestión que me parece más importante o, en muchas ocasiones, más oportuna”.
Así, el lector podrá encontrarse con piezas donde el periodista analiza “desde las campañas electorales a todo el trapicheo político de los últimos años, los problemas de corrupción, la inanidad del poder, el gobierno de Rajoy e incluso el papel del Partido Socialista en todo este proceso”. Pero el autor destaca la importancia que adquiere en sus textos “la corrupción y el cinismo”, en su opinión “los dos grandes protagonistas de estos años”, “e incluso la carencia progresiva de las libertades civiles, como por ejemplo con la aparición de la ley mordaza”.

Espíritu crítico
El autor muestra a lo largo de todos estos años un espíritu crítico, ya que “un periodista o es crítico o no es nada”, porque según asegura, “el corazón deontológico del periodismo está en ser opositor al poder, controlar al poder desde la sociedad civil. Yo como periodista creo firmemente en eso”. Para Barral, la sociedad está repleta de ”señores lisonjeros que, como no tienen otra cosa que hacer, abanican a los poderosos, y yo creo que el objetivo del periodismo tiene que ser todo lo contrario”.
Respecto a la intención del autor a la hora de enfrentarse a cada uno de estos temas de los que lleva hablando durante años, confiesa que su objetivo principal es “despertar conciencias, estimular”. “Es como si le dijeras a alguien: ‘Oye, espabila y mira lo que está pasando alrededor’”, asegura Barral, a la vez que comenta que eso mismo debe ser el motor de todos los periodistas, agitar". "Los periodistas somos esencialmente agitadores, debemos hacer que la gente abra los ojos y mostrarles lo que está pasando, siempre desde el espíritu crítico. Pero todo tiene unas consecuencias, y el autor comenta que a veces “produce cierto vértigo abordar algunos temas, porque estás moviendo las ramas poderosas de un árbol muy potente. Esas cosas, inevitablemente, pasan factura”.
En cuanto a su futuro, Barral asegura que va a “empezar a trabajar en una publicación sobre una serie de pensamientos, ideas o frases, que ya tengo recogidas y quiero desmenuzarlas con mayor amplitud”. En esta ocasión, al contrario que en “El Periscopio”, serán temas “sobre otras cuestiones que no fueron publicadas y sobre las que pretendo poner ahora el zoom, ya que creo que es oportuno que salgan a la luz en este momento”.

Comentarios