miércoles 12/8/20

Las canciones de amor de Borja Quiza y la Feria del Libro dan inicio a unos festejos breves pero intensos

A pesar de estar reservadas las 400 plazas del espectáculo musical, quedó un cuarto del aforo sin cubrir
El barítono Borja Quiza puso la nota musical a una plaza de María Pita con aforo limitado | pedro puig
El barítono Borja Quiza puso la nota musical a una plaza de María Pita con aforo limitado | pedro puig

Hace un año, la última pregonera de las fiestas de María Pita, la escritora Nieves Abarca, alzaba el guantelete del infinito desde el balcón del palacio municipal ante la multitud. Lo hacía bajo una proclama meramente deportiva, pero al igual que en las películas marvelitas, el artilugio tuvo un efecto de reducción sobre la población, ya que la plaza contaba ayer, un año después, con solo unos cientos privilegiados con invitación para ver la actuación del barítono Borja Quiza.

El aforo para este atípico comienzo festivo estaba limitado a 400 personas, que adquirieron su invitación en cuestión de horas, pero no se presentaron todos, ya que en torno a un cuarto del aforo no se cubrió. Esta limitación supuso también un contraste con las imágenes que acostumbramos a ver frente al palacio municipal cada 1 de agosto. 

Mayor contraste era todavía para todos aquellos coruñeses que vivieron, o recuerdan, aquel primero de agosto de hace 31 años, en el que 30,000 personas se agolpaban para acudir al ya histórico concierto de Mecano.

Borja Quiza, tras la primera canción, quiso dar la bienvenida al público a un concierto “especial”, el primero “en cinco meses” e inaugurando las fiestas “de mi ciudad”. Una actuación que quiso dedicar “a todos los que ya no están” debido a la pandemia, haciendo especial mención “a mi abuelo”.

Literatura 
Antes de la música fueron los libros, ya que por la mañana la escritora Erica Esmorís inauguraba una nueva edición de la Feria del Libro, que estará presente en los jardines de Méndez Núñez hasta el día 10. Esmorís invitó a los coruñeses a acudir a la feria para poder encontrar “las maravillas del mundo por primera vez”.

Precisamente los primeros coruñeses en acudir se encontraron con las novedades del encuentro, que cuenta con un único recorrido, marcado con flechas, y separaciones para esperar mientras se atiende al cliente de delante. 

El gel hidroalcohólico y la cartelería informativa se entremezclan este año con las novedades editoriales que se dan cita en las 16 casetas, que también contarán con visitas de autores.

Continuación 
Corto, pero intenso, el resto de programa festivo de este año se concentrará en los próximos ocho días. El testigo del barítono en la plaza de María Pita lo recogerán Luar na Lubre, que presentarán esta noche ante el público coruñés su nuevo trabajo discográfico, “Vieiras e vieiros, historias de peregrinos”, una recorrido por el imaginario del Camino de Santiago a través de su música.

A la plaza no volverá la música hasta el viernes, cuando este entorno se renombre como Nonito Pereira para dar acogida, junto al escenario Jaime Manso (Parque de Santa Margarita), al Festival Noroeste Estrella Galicia.

Comentarios